La Charrería Patrimonio Cultural Inmaterial UNESCO

kanik-charros3Con orígenes que se remontan a la época de la Conquista de México, en donde los caballos y jinetes de los conquistadores eran considerados dioses, da inicio la historia de la Charrería en nuestro país.

Desde la conquista y durante el tiempo de la colonia se prohibió tanto a indios como a mestizos hacer uso del caballo, ya que éste como símbolo de poder social, solo era privilegio de las castas españolas puras; sin embargo, como fue avanzando el tiempo y el dominio del territorio de la Nueva España, también aumentaron las cabezas de ganado en las vastas extensiones, haciendo imposible la administración de los animales sin tener que recurrir al apoyo de los criados montados a caballo.

Fue así que Don Antonio de Mendoza y Pacheco, Primer Virrey de la Nueva España (1535-1550) se vio obligado a otorgar permisos para que los indios montaran a caballo.

El primer permiso escrito al respecto se otorga el 16 de noviembre de 1619 por el Virrey Luis de Tovar Godínez, quien signa un documento al sacerdote jesuita Gabriel Tapia, para que 22 indígenas de la Hacienda de Santa Lucia, filial de la de San Javier, en el Distrito de Pachuca, pudieran montar “libremente caballos con silla, freno y espuelas”, comenzando de esta manera a perfilarse la figura del charro y del hoy estado de Hidalgo como “Cuna de la Charrería”.

kanik-charros2

Un importante personaje en la difusión de la imagen del charro fue el emperador Maximiliano de Habsburgo, quien después de visitar varias haciendas hizo cambios al tradicional traje de chinaco, ajustando la chaquetilla y pantalón, incorporando botas militares, realizando modificaciones al sombrero, así como la inclusión del color negro al traje.

Otro gran personaje en la era de la charrería profesional es el famoso  “Charro Ponciano”, cuyas hazañas se reconocen por los corridos y canciones.

Ponciano Díaz, originario de la Hacienda de Atenco, en Hidalgo, dio gran impulso a la charrería, convirtiéndola en espectáculo de valentía y pericia dentro y fuera de México.

El 14 de septiembre de 1933 el presidente de la República, Abelardo L. Rodríguez, instituyo a la charrería como “deporte nacional”.

kanik-charros1

A iniciativa del presidente de la Comisión Histórica de la Asociación Nacional de Charros, Gabriel Cabello, se presentó ante la UNESCO la propuesta de considerar a la charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial, misma que fue aprobada y declarada el 30 de noviembre de 2016, cuando se dio a conocer la lista representativa de los once nuevos elementos culturales que serán considerados a partir de esta fecha como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, declarándose propuestas de España, República Dominicana, Egipto, Republica Checa, Irán, Francia, Georgia, Alemania, Grecia, Japón y México.

Este Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, también toma forma de las mágicas manos de los artesanos de diversas entidades de nuestro país: las sillas de montar son elaboradas por artesanos de los estados de…

iconHoracio Hernándezdslr-cameraMiguel García

Continúa disfrutando SerMovimiento en nuestra versión electrónica. Nota completa aquí.

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s