Tipos de corchos y su relación con el vino

kanik-wino3

El corcho que tapa y sella la botella de los vinos es un elemento fundamental para el correcto almacenamiento de los mismos, ya que es un material natural e inerte, flexible, expandible e impermeable que se adhiere perfectamente a la botella evitando el contacto con el exterior y protegiendo así el vino.

El corcho posee una larga duración, ya que no se estropea por los cambios de temperatura, pero curiosamente se puede dañar si se reseca cuando se almacenan los vinos de pie, ya que no está en contacto con el vino. Sólo se estropea por algunas bacterias e insectos, pero fácilmente se evita si previamente se toman los procedimientos adecuados para su esterilización.

El corcho se obtiene de la corteza de un árbol llamado alcornoque (Quercus suber) el cual crece en la zona Mediterránea de Europa, principalmente en España y Portugal. Un alcornoque puede producir corcho útil después de los 50 años de edad, y el tiempo para volver a cosecharlo varía de los nueve hasta los 15 años según el clima y lugar de origen. El principal productor de corcho es Portugal con alrededor del 50 por ciento de la producción, seguido de España, Argelia, Marruecos, Francia e Italia. Desafortunadamente los árboles de alcornoque solo se dan en esta escasa región del este del Mediterráneo.

kanik-wino

Existen diferentes tipos de corchos, para utilizarse en varios tipos de vinos, la mayoría son de forma cilíndrica, el diámetro estándar de un corcho es de 24milímetros fuera de la botella, y se comprime dentro a 18.5. Los largos varían también. Existen otros tipos de corchos en forma de champiñón como los de la champaña y vinos espumosos de aproximadamente 31milímetros, estos son más anchos ya que su función también es la de soportar la presión del gas carbónico. Los tipos principales de corcho son los siguientes:

Naturales: son obtenidos de la corteza del alcornoque, se hacen de una sola tira de corcho, es el tapón para vinos más respetado, se clasifica según su calidad y precio en flor, extra, superior, primera, segunda, tercera, cuarta y quinta. Se utilizan en vinos de alta gama y premium, y en todos los que requieran envejecimiento en botella.

Naturales multipieza: son fabricados a partir de dos o más mitades de corcho natural pegadas con una densidad más elevada. Para su fabricación se utiliza pegamento de cola que es aprobado por la Food and Drugs Administration (FDA), en ocasiones remotas pueden conferir aroma no deseado de este pegamento al vino. Son usados en botellas de gran formato por el gran calibre de su tamaño y difíciles de hacer de una sola pieza, y en vinos que no requieren guardas prolongadas en botella.

Naturales colmatados: consisten en tapones de corcho natural con poros llamados lenticelas, estas son rellenadas solamente con polvo de corcho natural, que se fija en los poros utilizando una cola a base de agua y caucho natural. El colmatado sirve principalmente para mejorar el aspecto visual del tapón y su rendimiento, se clasifican en A, B, C ó I, II, III. Se utilizan para vinos jóvenes de consumo inmediato que no requieren envejecimiento en botella.

Técnicos: son tapones construidos de corcho aglomerado muy denso y discos de corcho natural pegados en su extremo o en ambos extremos. Se denominan tapones técnicos 1+1 los que tienen un disco en cada extremo, tapones técnicos 2+2 los que tienen dos discos en cada extremo, y técnicos 2+0 los que tienen dos discos en un solo extremo. Los encontramos en vinos destinados a consumirse de dos a tres años.

Aglomerados: son fabricados a partir de gránulos de corcho de diferentes calibres no utilizables en la producción de corchos naturales, únicamente varían en el tratamiento de superficie utilizado, además son muy económicos. Los encontramos en vinos a consumirse en un año, de bajo precio y alta rotación.

Sintéticos: son fabricados artificialmente con polímeros sintéticos, utilizados en vinos jóvenes y de alta rotación.

Taparrosca: son elaborados de lámina de metal con un recubrimiento sintético inerte en su interior. Ahora los encontramos con más frecuencia en la industria vinícola por su practicidad y precio; desafortunadamente remplazan a los más costosos, los corchos naturales.

iconJoel Torresdslr-cameraInternet

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s