Proyectarán al Toltéquinox como festival bandera en Hidalgo

Como el Cumbre Tajín de Veracruz, el festival del equinoccio de primavera en Tula aspira a mantenerse en el arraigo de la cultura local con proyección nacional.

La sexta edición del Festival Toltéquinox sucedió en medio de una nueva ola artística, académica y cultural en busca de enraizarse en la identidad de Tula y del estado, con una línea conceptual definida para mostrar al exterior el trabajo de creadores locales.

El subsecretario de Cultura del ayuntamiento de Tula, Ulises Arellano, dijo a Kanik, ser culto/ser libre, que las diferencias entre el Toltéquinox 2017 y las ediciones previas radican en la necesidad de dar forma al evento para que no sea un cúmulo de actividades sin relación entre sí.

La identidad es clave en la organización del nuevo orden del festival hacia el futuro, comenta Ulises Arellano, a la hora de incorporar la mayor exposición de disciplinas del arte con artesanos, arqueólogos y promotores de la cultura, de tal manera que la esencia del ayer y del hoy en la antigua capital de la civilización tolteca quede manifiesto con vigor.

De ahí la importancia de aprovechar el equinoccio, un momento importante desde el punto de vista cultural y turístico en la ciudad para reforzar las ideas significativas en torno a Tula.

kanik-saul

En la tarea de replantear los alcances de Toltéquinox es inevitable comparar los deseos de sus organizadores con la experiencia del festival Cervantino en Guanajuato o el Cumbre Tajín de Veracruz, dos eventos que ahora brillan con luz propia y que gozan de financiamiento fijo y continuo desde la federación.

¿Quiere el Toltéquinox ser como el Cervantino o el Cumbre Tajín? Arellano prefiere evitar compromisos declarativos pero ratifica la intención de hacer que este festival deje de ser una pequeña feria de plaza, que se convierta en plataforma para el impulso de creadores locales y del fortalecimiento del “quiénes somos” de los tulenses para todos los mexicanos y extranjeros que a menudo los visitan, hasta ahora, sólo para un recorrido por los Atlantes.

De esta manera, la edición 2017 del Festival Toltéquinox abrió la primavera con batería de 48 actividades regadas sobre el corredor que une al centro histórico con la zona arqueológica como “una fiesta del arte y no un tianguis”, con talleres, conferencias, mesas intelectuales, arte callejero, danza contemporánea, conciertos, gastronomía, libros y hacedores de la historia.

iconAlejandro Galindo, dslr-camera Saul Torbe, Francisco Santiago

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s