Sonoridades. La importancia de la preservación

SEGUNDA PARTE

Se cree que el paisaje sonoro, al ser grabado, puede convertirse en una obra sonora capaz de contener cualidades estéticas que existen en la música, como una labor que permite reflexionar acerca de la escucha del mundo que nos rodea en relación a ella. Esto nos lleva a cuestionarnos: ¿Qué sería de las investigaciones sonoras y la preservación sonora y audiovisual si existieran más personas con estudios o perfiles musicales que desarrollaran trabajos o recolección de sonidos de los pueblos, etnias y naturaleza que nos rodea?

En gran parte de Europa, Asia y América, existen instituciones nacionales e internacionales que se dedican a la investigación y preservación de este campo, tal es el caso del National Archives of South Africa bajo el departamento de Arts and Culture, In-Sonora de Madrid/ España, la UNESCO y la Fonoteca Nacional de México, por mencionar algunas.

Colecciones de radio, música, testimonios, paisajes sonoros y arte sonoro, son una parte de los acervos culturales que resguardan y difunden estos recintos. Archivos que cuentan nuestra historia social y humana. En México, las primeras colecciones de este tipo se deben a investigadores, radiodifusoras, melómanos, músicos y algunas iniciativas de personajes interesados en la música del país, ello ante la necesidad e importancia de resguardar este acervo creado por diferentes fonotecas y videotecas, instituciones encargadas de recopilar, conservar, preservar y difundir.

Desafortunadamente, el conocimiento de este materia queda al alcance de cierto porcentaje de la sociedad, ya que no existe una difusión real, y la mayor parte de la población no tiene el conocimiento de que existen este tipo de lugares a los que podemos acceder para conocer a través del sonido parte de nuestra historia.

La Fonoteca Nacional es única en su tipo en América Latina, alberga más de 439 mil soportes sonoros y cuenta con 360 mil documentos catalogados provenientes de instituciones públicas, radiodifusoras y coleccionistas particulares. En sus materiales se pueden escuchar voces de personajes históricos de México, narraciones y crónicas de acontecimientos relevantes, sonidos de la naturaleza, ambientes rurales y urbanos, testimonios de lenguas nativas, escenificaciones dramáticas, oficios en peligro de desaparecer y música, en resumen, sonidos característicos de México.

En cada estado se ha pretendido realizar centros de información cultural en donde existen acervos y archivos sonoros que tratan de preservar el patrimonio e historia de cada entidad, esto con ayuda de la tecnología que hoy en día está a nuestro alcance, pero no hay un enfoque real con respecto a la preservación sonora. La preservación de los archivos sonoros está en un punto crítico de la historia debido a que día a día desaparecen miles de documentos sonoros como consecuencia del deterioro y la fragilidad de los soportes en los que han sido grabados y no se cuenta con el personal adecuado para poder rescatarlos.

Hasta ahora la transferencia de contenidos analógicos a plataformas digitales es la única forma de garantizar la existencia del patrimonio sonoro, pero no basta con sólo manipular un ordenador y capacitar al personal encargado a trabajar con ciertos programas virtuales y dejar el archivo guardado dentro de algún disco duro o nube virtual, o tratar de educar a quienes están en contacto con los archivos con diplomados fugaces o cursos virtuales, como si se tratara de una labor que sólo se realiza por que alguien lo tiene que hacer. No basta con brindar una grabadora profesional de última generación a alguien que no entiende el lenguaje sonoro o hasta de ingeniería en audio.

Es necesario personal que realmente esté orientado hacia este campo en particular, como músicos, ingenieros en audio o artistas sonoros. Profesionales que sepan diferenciar entre capturar el murmullo de un mercado situado en una región lejana o uno tradicional; así como capturar situaciones que nos ayuden a comprender por qué es relevante que esa captura sea preservada. Como ya se mencionó, hay que saber diferenciar el ruido del sonido, y éste de la música. Las grabaciones sonoras forman parte de nuestra herencia cultural. Si no son valoradas y preservadas adecuadamente, podemos perder este patrimonio para siempre. De nada nos sirve llenar un acervo de archivos sonoros con poco carácter y sin cierto enfoque estético, que no logren capturar la atención del escucha.

Hay que tomar lo esencial, los momentos más descriptivos o sugerentes, para recombinarlos, mezclarlos entre sí y obtener un montaje verosímil que transmita a quien escucha la sensación de haber estado allí.

La preservación digital produce en los archivos sonoros un cambio que implica considerar una serie de desafíos, entre los que se encuentran la obsolescencia de la tecnología y migración como tarea permanente, las fallas de la tecnología y los errores humanos, la continuidad social, económica y política, así como los desastres naturales, entre otras variables.

 Bajo esta perspectiva, quizá sería más sencillo acercar al público sensibilizándolo a través de ejemplos cotidianos, como la experiencia de ir a una sala de cine para entender las estéticas o disciplinas que usan el sonido como materia de exploración. Inicié este artículo con una cita de Israel Martínez, artista sonoro de Jalisco, y lo terminaré con otra parte del mismo relato:

“Estamos más cerca del ruido de lo que imaginamos, muchas veces en medio. Hay que expresárselo a la gente. No puede ser que un director de teatro niegue la música experimental cuando utiliza paisajes sonoros, ambientes sintéticos y sonidos atonales en sus obras. La educación o sensibilización es más sencilla de lo que parece, pero tenemos que empezar por convencernos de que nuestro trabajo tiene que salir a las calles y dejar el egocentrismo académico, institucional o experimental.”

iconKar Lóprecdslr-camera@remytzote

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s