Aportaciones del Diseño Industrial en México

Aportaciones del Diseño Industrial en México

Parte 1

El tema del diseño en nuestro país es desconocido y poco valorado, aunque en el mundo es una de las actividades más reconocidas por su gran importancia dentro de la cultura y la economía de cada región. Por ejemplo, es bien sabido que a Italia se le conoce como la cuna del diseño y gran parte de sus ingresos giran en torno a esta actividad. ¿Quién no ha escuchado sobre el diseño italiano? En los temas de moda, automotriz, de mobiliario, etcétera, los italianos saben reinventarse cuando es necesario. La estética y la función han sido fundamentales para sobresalir en el planeta entero.

El Made in Italy es la tercera marca más influyente del mundo y se debe a su gran calidad e innovación. Ellos han sabido explotar su originalidad y le han dado un gran valor agregado debido también a su impecable manufactura. Es por ello que el diseño forma parte de su cultura sin dejar de lado su pasado y su historia; al contrario, la han sabido integrar muy bien. Desde el Renacimiento, Leonardo Da Vinci les dio el gran ejemplo de lo que era fusionar el diseño, la ingeniería, la arquitectura y el arte. Siempre adelantado a su época, dejó un gran legado que aún hoy se conoce y reconoce en el mundo entero. Todo esto hace que me pregunte ¿qué es lo que a través del diseño estamos viviendo y haciendo en México? ¿realmente estamos evolucionando? ¿o seguimos atrapados en el pasado queriendo descubrir lo que ya se superó hace mucho tiempo?

Como tal, el diseño industrial se refiere a productos que se diseñan pensando en una producción en serie, básicamente para satisfacer las necesidades cotidianas del ser humano. Al mismo tiempo se generan o descubren funciones que también pueden servir  para diferentes aspectos como, por ejemplo, el mundo de los animales. En este caso nos referimos a productos que seguramente se fabricarán en grandes volúmenes, tomando en cuenta un proceso industrial. Paralelamente, esto lleva consigo el problema de usar y desechar lo que con el tiempo se va convirtiendo en contaminación; sin embargo, con el transcurso del tiempo su panorama es mucho más amplio y flexible, ya que ahora el diseño industrial es una actividad que puede englobar al mismo tiempo los temas culturales, tecnológicos y económicos.

silvino2

Poco a poco en nuestro país se van rompiendo las fronteras entre estos aspectos; es parte de la evolución. También es cierto que hay que saber separar ciertos temas en el diseño cuando es necesario. Se abarca tanto que podría llegar a ser confuso para muchos cuando se trata del diseño de un automóvil, aparatos para un hospital, mobiliario residencial, urbano o de oficina, utensilios para cocina. Pero también existe la otra parte semi-industrial en estos mismos ámbitos, al igual que las piezas con un proceso 100% artesanal en series limitadas que no está dirigido a las masas y que, sin embargo, son objetos que, además de ser estéticos, son funcionales. Aquí es donde el diseño también entra en acción, por lo que la relación entre estética y función es primordial para lograrlo.

El diseño puede cambiar un entorno, generar trabajo, identidad y cultura; abre panoramas diferentes y positivos. La palabra industrial quizá nos cause confusión, pero como comenté antes, no existen barreras que deban encasillar al diseño en un solo tema. Definitivamente podríamos hablar del diseño con gran amplitud, desde la creación de objetos que utilizarán millones de personas hasta la fabricación de series limitadas o piezas únicas que se utilizarán como prototipos para pruebas de resistencia, seguridad, sustentabilidad y procesos de construcción, o bien para resguardarlos como parte de una colección privada o de algún museo importante.

El diseño también es investigación. Cuando se conceptualiza algo se debe someter a procesos experimentales, es un laboratorio que comienza comprobando aciertos o buscando desaciertos en todos sus elementos, tanto materiales como funcionales y económicos que posteriormente ayudarán a la sociedad a definir nuevos productos positivos en todos los aspectos.

Citaré a Fortunato D´Amico, que es un reconocido crítico italiano de arte, arquitectura y diseño. Él escribe lo siguiente en mi libro, editado en el año 2015, explicando a su manera la importancia del diseño y su evolución:

Escribir y hablar de Silvino Lopeztovar, uno de los diseñadores más activos y conscientes del panorama mexicano, no significa sólo examinar sus objetos, creados con una cuidadosa atención a la forma, función y materiales, también consiste en ubicar su trabajo en el esquema más amplio de los cambios económicos, culturales y tecnológicos que ocurren en el planeta al inicio del tercer milenio.

silvino1.jpg

Silvino Lopeztovar realiza sus labores en América Latina, en un periodo histórico caracterizado por grandes cambios donde, dependiendo del punto de vista y de las culturas de distintos lugares, la confusión o la emoción reinan bajo los cielos de los cinco continentes. El oeste todavía tiene que aclarar sus ideas acerca de cómo vivirá la humanidad. En estos países, una gran pregunta pesa sobre los agitados pensamientos que se vuelven hacia el futuro, en las mentes de personas obligadas a incorporarse al mundo de rápidos avances tecnológicos y económicos que se ha registrado en los países del ex-tercer-mundo. La incertidumbre y los conflictos que reinan en el centro del escenario geopolítico globalizado dejan dudas acerca del futuro de los bienes globales, los cuales han sido manejados en las décadas pasadas por los sistemas bancarios y financieros que controlan las economías de las naciones.

El diseño es una disciplina formada de manera progresiva desde el nacimiento de la revolución industrial, en la segunda mitad del siglo XIX, hasta nuestros tiempos, la cual se especializa en la proyección de artefactos creados en un contexto económico y social caracterizado por la presencia de dispositivos automáticos. Máquinas con la capacidad de llevar a cabo una producción serial y masiva de objetos destinados a poblaciones urbanas en crecimiento exponencial, concentradas dentro de las megalópolis del mundo, organizaciones colectivas que se encuentran muy distantes de las regiones de producción agrícola y actividades artesanales (Geopolítica del diseño: consideraciones críticas al inicio del tercer milenio).

iconSilvino Lopeztovar dslr-camera Silvino Lopeztovar

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s