Los Parecidos. El cine fantástico mexicano se deshace de sus miedos.

Se pudo ver en México por primera vez en el Mórbido Film Fest y ahora se puede disfrutar desde casa con su llegada al catálogo de Netflix.

Los Parecidos es una película de ciencia ficción ambientada en la madrugada del 2 de octubre de 1968. Dentro de una estación de autobuses que se encuentra aislada de la civilización por una lluvia torrencial que en apariencia ha azotado a gran parte de México. Una serie de personajes se descubren enclaustrados de momento.

Martín (Fernando Becerril) es el encargado de la taquilla y espera jubilarse en los próximos días; Ulises (Gustavo Sánchez Parra) está a punto de ser papá; Irene (Cassandra Ciangherotti) huye de su marido junto con el bebé que lleva en su vientre; Álvaro (Humberto Busto) es un estudiante de medicina que se dirige al mitin de los estudiantes en Tlatelolco; Gertrudis (Carmen Beato) e Ignacio (Santiago Torres) son madre e hijo implicados en una difícil relación en la que el pequeño tiene que ser medicado ante un trastorno desconocido. Completan el cuadro Roberta (María Elena Olivares), una indígena que desde el primer momento se muestra desconfiada, y Rosa (Catalina Salas), una mujer que trabaja en la estación.

cinema-movil-los-parecidos

El detonante de la historia es la urgencia que los personajes tienen por llegar a la Ciudad de México; pero todos los camiones se encuentran retrasados y no parece haber señal alguna de que las cosas cambien. Si al principio de esta columna se menciona a todos los personajes es por el formato en el que se vuelca esta ficción. Ezban se convierte en un titiritero que juega con sus seres dentro de una caja repleta de desquicio e incertidumbre.

Los eventos cambian por completo en la madrugada: una fuerza sobrenatural se va apoderando de los implicados. Uno de los principales hilos que suelta Ezban es la información que el espectador va adquiriendo poco a poco de los elementos que rodean la historia. La película se convierte en una muñeca rusa que contiene detalles y aspectos cuidadosamente ensamblados por su orquestador.

El sonido es un personaje más de Los Parecidos, como lo menciona su director. El radiotransmisor que suena desde la taquilla impide el diálogo desesperado de Ulises con su suegro. El volumen de la música y los gritos convertidos en súplica inician un desconcierto total entre los personajes que logra contagiar al espectador. Hay una sensación de agobio y desesperación por explicar las reacciones. Las situaciones que viven los llevarán a un límite de las emociones en las que siempre parece haber un culpable.

En Los Parecidos, la identidad y el poder de las instituciones para cambiar aspectos de los habitantes son contenidos en una serie de personajes que viven presos ante la imposibilidad de escapar de su presente; pero las puertas de la estación no son las barreras, sino los prejuicios y las historias personales que cada uno carga y de las que en apariencia intentan escapar de alguna u otra manera.

La idea que dice que somos seres con personalidad propia, diferentes uno de otro y con rasgos físicos que nos hacen irrepetibles, es destruida en Los Parecidos. La película se mueve fácilmente entre subgéneros. Asimismo, se mezcla con referencias y homenajes; uno claro es la estética retomada de las series de los años sesenta. Ezban es un gran cinéfilo, pero sobre todo un director que emula a sus maestros. Los parecidos es honesta en su forma pero al mismo tiempo agrega su huella y es ahí donde el buen cine se desmarca de la copia barata y del falso homenaje.

El joven director ha reconocido una infinidad de referencias en su película; sin embargo, poco a poco ha creado un estilo propio. La creatividad y el talento de Ezban –un buen ejemplo de esa camada de directores que han superado la ópera prima– deben contagiar a nuevos creadores para explorar este tipo de cine, tan denostado en México.

iconAlfonso Blancodslr-cameraInternet

Anuncios

Sé libre y comparte tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s