1810. DOS HEROÍNAS MEXICANAS ANTE LAS INJURIAS

La injuria es un acto agresivo y destructor, es tan violento que rara veces no recibe una respuesta. Dos heroínas de 1810. Pero estas mujeres injuriadas respondieron. Su historia y su actuar es digno de recuperar cuando se acerca un aniversario más de este gran movimiento que fue punto de partida del México de hoy, principalmente para las mujeres.

Una de ellas se llamaba María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador; mejor conocida como Leona Vicario, destacó por apoyarla causa insurgente con donaciones y cartas. Estos documentos son calificados por varios estudiosos como verdaderas noticias en las que comunicaba lo que sucedía en México, instruía a los caudillos de los pasos y medidas tomadas por el gobierno, así evitaba muchos golpes a la insurrección. La importancia del contenido de sus cartas no puede negarse, pues incluso cuando fue aprehendida, durante el juicio, el principal cargo en su contra era que mandaba noticias a los rebeldes, por lo que fue calificada como “la corresponsal general de los insurgentes”.

Leona Vicario y su esposo, Andrés Quintana Roo, presenciaron de lejos, en distancia física y emotiva, la entrada triunfante del ejército de las Tres Garantías a la Ciudad de México. Los triunfadores no veían con buenos ojos a la pareja, por eso en febrero de 1823 fueron atacados y perseguidos por Iturbide. Pese a todo, Leona Vicario hizo reiteradas solicitudes para que le devolvieran sus bienes confiscados. Su terquedad, pero también don para persuadir, tuvo buenos resultados y le dieron una hacienda ubicada en Apan y una casona en el centro de la ciudad de México.

otiz-kanik2

Se asegura que el ataque más brutal que recibió Vicario fue de parte de Lucas Alamán, ministro de Relaciones Exteriores. Fue por medio de un artículo no firmado que acusó a Leona de “haberse unido a la insurgencia por un afán romancesco, es decir, persiguiendo a su novio Andrés y no por sentimientos patrióticos. Por tal motivo, no merecía que se le hubiera premiado con propiedades”. Ella argumentó con inteligencia los ataques de un hombre conservador que dudaba del auténtico patriotismo de una persona por el simple hecho de ser mujer. Es admirable que ella no se presentó como víctima, ni se defendió con argumentos débiles o chantajistas que la hubieran expuesto una debilidad natural femenina o una abnegada ingenuidad. Leona se mostró como una mujer de ideas, segura de sí misma y reconoció abiertamente lo que hizo por su país, sin modestia absurda y sí con jactancia honesta. La carta fue publicada en el periódico El Federalista, en el año de 1830:

Confiese U. Sr. Alamán que no solo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres que ellas son capaces de todos los entusiasmos y los deseos de la gloria no le son unos sentimientos extraños; antes bien vale obrar en ellos con más vigor, como que siempre los sacrificios de las mujeres, sea el que fuere el objeto o causa por quien las hacen, son desinteresados y parece que no buscan mas recompensa de ellos, que la de que sean aceptadas. Por lo que a mí toca, sé decir que mis acciones y opiniones han sido siempre muy libres, nadie ha influido en ellas, y en ese punto he obrado siempre con tal independencia, y un atender que las opiniones que han tenido las personas que he estimado. Me persuado que así serán todas las mujeres, exceptuando a las muy estúpidas, y a las que por efecto de educación hayan contraído un hábito servil. Y de ambas clases también hay muchísimos hombres.

La otra fue conocida como la Güera Rodríguez, cuyo verdadero nombre fue María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco Ossorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Fernández de Córdoba Salas Solano Garfías. Y ¿qué la hizo una mujer inolvidable? Seguramente los rumores y certezas de que ella fue amante de muchos hombres le dan ese toque sensual e inquietante a su vida. Pero el factor representativo fue mostrar abiertamente ante la sociedad de la Nueva España su gran simpatía por el movimiento insurgente. Ayudó a transportar armas y posiblemente donó dinero para la causa. Públicamente alababa a Hidalgo y a Morelos.

Para recuperar la personalidad y audacia de esta mujer, la novela de Artemio del Valle-Arizpe reproduce de una manera confiable lo que pudo ocurrir en su vida. El autor asegura que los alegres devaneos de la Güera no eran mal vistos por la sociedad de la época, “exigente y pecata”, su belleza bastaba para que la toleraran. Pero lo que no le permitieron fue el desentono de proclamarse públicamente simpatizante de los insurgentes.

La osadía y actitud de esta bella mujer causó escándalo e indignación, por lo que fue citada a la Inquisición por la denuncia del espía Juan Garrido, quien la acusó de ser una de las mujeres que apoyaba la causa insurgente. Del Valle-Arizpe describe que la Güera no se preocupó ni se asustó. Cuando llegó al salón donde la esperaban para juzgarla, ella se mostró decidida; entró al lugar llena de garbo, provocativa y decidida, entre coqueta y elegante. El escritor afirmaba que la audacia de esta mujer pasmó a los inquisidores, los mismos que imponían terribles castigos y cárceles perpetuas. Ella les estaba demostrando que nada la arredraba ni nadie la inmutaba. Y los enfrentó así:

Les atronó las orejas al preguntarles con la mayor naturalidad del mundo y gran dulzura en la voz, si ellos que eran esto y lo otro y lo de más allá y que habían hecho tales y cuales cosas, ¿serían capaces de abrirle causa y sentenciarla? Y esto y lo otro y lo de más allá y aquellas cosas lindas y apetitosas que habían ejecutado, se las soltó con nimios detalles que dejaron turulatos a los tres señores, y una a una se las fue enumerando con brusquedad, sin cuidados, eufemismos, ni suavidades emolientes. Bien claro les descubrió sus grandes secretos y les manifestó que habían cundido por trescientas partes y, con toda frescura, les empezó a quitar el embozo a sus recatados encubiertos. En los tres graves varones puso, sin reparo, la graciosa y pervertida malignidad de su lengua, que se les encendió los rostros como si les hubiera arrimado una roja bengala… La Güera, con el lindo rostro bañado en luz de sus sonrisas, les dijo que los gustosos vicios que tenían eran ya públicos y notorios y se contaban por las plazas. Los derribó con la filosa espada de su lengua. Salió muy airosa. Ya en la puerta, se volvió llena de gracia e hizo una larga reverencia…

Dos mujeres, dos heroínas, dos historias para no olvidar.

iconElvira Hernandez dslr-camera Ma. Ignacia Ortiz

Anuncios

Aportaciones del Diseño Industrial en México

Aportaciones del Diseño Industrial en México

Segunda Parte

Dentro de los cambios a los que se refiere Fortunato D´Amico están precisamente la conciencia y la importancia que deben tener hoy día los objetos de uso cotidiano cuando estamos en una crisis constante de cambios económicos que debe ser superada por la sustentabilidad. En este sentido, pienso que los procesos artesanales son los que nos ayudarán en el futuro cercano a solventarnos y a reinventarnos como una nueva sociedad que debe ser coherente con el momento histórico que estamos viviendo. La tecnología de hoy debe ir de la mano con la naturaleza y ayudar a que cada vez sea menor el impacto de destrucción de nuestro planeta; para esto estamos también los diseñadores, para ofrecer soluciones a los problemas que surgen día a día creadas por las necesidades que el mismo ser humano genera a partir de nuevas ideas, ideas que en algunos casos pueden ser contraproducentes conforme avanza el tiempo.

Los pueblos y las zonas urbanas están destinados a crecer en tamaño, por lo tanto las necesidades también crecen y debemos ser cuidadosos al proponer y elegir nuevas soluciones. Tenemos que experimentar como si nuestro propio entorno fuera un gran laboratorio y en este contexto debemos ser coherentes en qué es lo que definirá nuestro rumbo pues estamos acostumbrados a extraerle a la naturaleza los materiales que se utilizarán en masa en las grandes urbes.

Quienes decidimos dedicarnos al diseño industrial debemos estar un paso adelante para generar buenas ideas, prácticas, la solución de las mismas y su impacto inmediato así como su futuro. Fortunato D´Amico refiere lo siguiente:

El desplazamiento tecnológico de un sistema energético basado en petróleo a uno nuevo que se apoya en políticas energéticas basadas en fuentes de energía renovable también tiene que ser tomado en cuenta. Este es, sin duda alguna, uno de los obstáculos más importantes en el camino a la recuperación de la crisis que se vive actualmente en los países de Europa occidental, que en un futuro estará llevando a cabo la rehabilitación de áreas y edificios en desuso, y tratando de encontrar un equilibrio económico al favorecer el crecimiento de actividades artesanales y restaurando prácticas agrícolas perdidas (las cuales han disminuido progresivamente en favor de los monocultivos), diversificando la producción y regresándola de nuevo a la cercanía de las áreas residenciales.

Fortunato D´Amico tiene razón, todavía dependemos demasiado del petróleo; sobre todo en México debemos evolucionar gradualmente hacia lo sustentable. En cierta medida, todavía muchos procesos industriales dependen de maquinaria que funciona con petróleo, algunas de hecho ya debieron haber sido reemplazadas desde hace mucho tiempo por modelos más recientes; seguramente contaminarían menos pues cada vez requieren de menos energía basada en la combustión. Es por ello que una idea fundamental es favorecer el crecimiento de actividades artesanales, lo que también se refiere a evolucionarlas, a potencializarlas a través del diseño en un sentido de colaboración en el que el artesano encuentre en el diseñador a un aliado y viceversa. También es cierto que seguirán existiendo procesos industriales, pues las necesidades diarias se consumen en grandes cantidades que sólo la industria puede solventar (aunque día a día existen grandes esfuerzos por ofrecer procesos más limpios). Paralelamente podríamos combinar en ciertos casos el trabajo artesanal con el industrial hasta lograr un equilibrio que nos defina, pues esto implica una evolución constante en ambas disciplinas.

silvinokanik2-2.jpg

Estamos en un momento histórico en el que las ideas son lo más importante; aunque a veces no lo parezca, todavía el ser humano tiene mucho que descubrir y que inventar. Necesitamos hacer equipo para que las grandes ideas se desarrollen y comiencen a ser redituables en cuanto a resultados totalmente sustentables. Paradójicamente, en nuestro país seguimos queriendo redescubrir el hilo negro “rediseñando” lo que ya se diseñó desde hace mucho tiempo con el pretexto de rescatar las técnicas artesanales. He visto cómo constantemente se tratan de repetir tal cual las técnicas artesanales, copiándolas para supuestamente “rescatar” los mismos diseños del artesano, apropiándoselos, lo cual me parece anti ético y anti evolutivo, y no ayuda al diseño mexicano y menos a los artesanos. Esto, en mi opinión, es involucionar con falta de ética; obviamente no estoy generalizando, pues también conozco casos de éxito totalmente originales en nuestro país.

Pienso que esta situación se debe a los cambios que se han dado en las universidades en las que de pronto se comenzó a priorizar en el estudiante de diseño la idea de ser empresario y de cómo venderse por sí solo, lo cual por supuesto no lo veo mal, al contrario, creo que el diseño se debe vender y debe ser redituable; sin embargo, lo que estuvo mal fue inculcar en los estudiantes solamente la idea de que son vendedores antes que diseñadores. Desde mi punto de vista, el éxito de un diseñador radica principalmente en su trabajo creativo y su innovación, y no solamente en vender y tratar de engañar a la gente a través de productos que carecen precisamente de esto.

Ahora parece que está de moda decir que un diseño honesto es solamente aquel que se apega totalmente al pasado, es decir, uno que no pretende ser más que lo que originalmente fue, aquel en el que toda su innovación reside simplemente en cambiarle un 2% al diseño original. Pienso que hacer esto es simple y sencillamente deshonesto. El diseño es creación, sirve para proponer, para innovar, para ayudar al planeta y a la sociedad; para eso se estudia diseño, para experimentar con propuestas funcionales e innovadoras. Aunado a esto, existen profesionales que se dedican sólo a la parte de la promoción del diseño, así como un equipo que estudia la viabilidad del proyecto en sus diferentes facetas, así el diseñador no se distrae tanto de su proceso creativo, aunque obviamente siempre debe estar colaborando con las demás disciplinas. De esta manera se conforma un equipo completo y profesional dando oportunidades laborales a otros.

Si queremos ayudar, considero que debemos crear nuestra propia identidad del diseño contemporáneo mexicano y, al mismo tiempo, ayudar a nuestras comunidades de artesanos y a nuestra historia. Tanto los particulares como el gobierno tenemos la obligación y el compromiso de apoyar lo que se creó en el pasado, pero evolucionando y siendo congruentes con el momento histórico que estamos viviendo. Al final es nuestra historia y tenemos que sentirnos orgullosos de ella; es necesario saber unificar al arte popular y al diseño para así diluir las fronteras entre las dos partes, y de igual forma generar un apoyo constante para que poco a poco se vayan definiendo caminos con diversidad de identidades en un país que tiene que ir generando un nuevo rumbo a través de nuevas historias. Se trata de impulsar a las industrias creativas que en realidad son las que aportan o deberían de estar aportando al desarrollo cultural de las comunidades, innovar a través de la creatividad para que esto nos permita crear nuevas fuentes de empleo a través de nuevos ideales e ideas que no sólo transformen a las personas, sino también a su entorno inmediato en un contexto acorde a nuestro momento histórico.

En este sentido, los procesos artesanales son diferentes a lo que entendemos como artesanía o arte popular; por ejemplo, existen vehículos en los cuales el proceso es artesanal. Podríamos ver grandes marcas de autos deportivos o bicicletas con tecnología de punta, pero su manufactura es artesanal, aunque su diseño no lo parece en lo más mínimo y sus piezas son de gran precisión, utilizando materiales de vanguardia e incluso aeroespaciales por sus grandes virtudes y cualidades; lo mismo sucede con otras actividades como el cristal soplado o el mobiliario de diseño. Muchas marcas siguen utilizando procesos artesanales combinados con tecnología de punta, lo que las hace más interesantes.

Hablando de otra área en donde el diseño industrial es fundamental, en la medicina, existen procesos todavía artesanales –específicamente los aparatos para rehabilitación, estudios o camillas– apoyados por procesos industriales que complementan un resultado magnífico, además de gran responsabilidad social, pues estamos hablando de equipos que tienen que ser ergonómicos, hipoalergénicos, antibacteriales, fáciles de limpiar, fabricados con materiales ligeros y durables (aquí la creatividad puede incluso funcionar para aligerar un poco el mal momento por el que estamos pasando). Lo mismo sucede en la aeronáutica, en la que existen elementos que deben ser controlados todavía por procesos artesanales, por la precisión que necesitan, y no se pueden permitir errores; es por ello que se deben someter a pruebas experimentales muy definidas de resistencia y de diseño. En esta área la producción suele ser más contenida en cantidad, además de costosa por la tecnología y lo complejo de las piezas y de los materiales.

El diseño industrial también entra en acción en la parte gastronómica y ha influido mucho incluso en la creación de utensilios y productos comestibles para poder crear nuevos platillos que hoy son referencia internacional. El food design tiene entre sus pioneros al diseñador industrial Martí Guixé y al diseñador y arquitecto Antonio Gardoni. La Associazzione per il Disegno Industriale de Italia, la describe como “la pre-figuración del acto alimenticio; en síntesis, es la actividad de elaboración de un proceso más eficaz que hace mas fácil y contextualiza la acción de tomar una sustancia comestible en un contexto, ambiente y circunstancia de consumo determinada, en relación con un campo de análisis sociológico, antropológico, económico, cultural y sensorial”. El food design es una rama del diseño cuya área de trabajo es muy amplia.

En este orden de ideas, y remitiéndome de nuevo al pasado, puedo asegurar que muchas de las tradiciones artesanales fueron ideadas o creadas a partir de un concepto de diseño acorde a su época, como la arquitectura de las pirámides de Tula, los alebrijes, o los tenangos, que en su momento fue algo nuevo y que evolucionaron hasta lo que tenemos hoy. En este momento sucede lo mismo: si no experimentamos con elementos nuevos nunca sabremos cual será su futuro y estaremos siendo incoherentes con nuestro pasado, presente y futuro. Todo lo que realicemos hoy pensando en nuestras necesidades como país será determinante para crear nuevas tradiciones que inicien su trayectoria a partir de la necesidad de uso de nuevos procesos, nuevas formas y nuevas tecnologías, crear un estilo propio necesita de tiempo, de historia, investigación y mucha práctica. Esto es lo que define una verdadera identidad; como mexicanos debemos pensar en trascender y dar a conocer todas nuestras capacidades. La base del diseño son las ideas, sus procesos y sus resultados.

Como diseñador industrial pienso que sería importante crear tradición a partir de la experimentación e innovación utilizando los procesos artesanales tan ricos y variados que tenemos. Existen artesanías que bien podríamos ayudar a reinventar y actualizar en el contexto actual del diseño sin que pierdan la identidad. No se trata nada más de tomar una cinta con un tejido tradicional y pegarlo a zapatos o bolsas de diseño genérico, o simplemente cambiarle o agregarle colores y después presumirlos como diseños propios. Se busca realmente ayudar a evolucionar formas y técnicas; por ejemplo, reformar los elementos gráficos originales creados ancestralmente por los artesanos, pero representándolos en una forma más actualizada y contemporánea, a través del buen diseño, sin que ellos dejen de fabricar paralelamente su trabajo artesanal tradicional. No se busca negar o minimizar lo que han venido realizando durante décadas, sino más bien ayudarlos reforzando su trabajo con nuevas opciones; apoyarlos permitiendo que sus procesos sean más eficientes buscando mejorar la calidad. En el diseño no sólo se valora la manufactura, también la autoría intelectual, así como los procesos de desarrollo. Esto es algo que no hay olvidar nunca: debemos incluir integralmente el trabajo de los artesanos, el cual conlleva una autoría intelectual, por ejemplo, de quien creó los tenangos.

Volviendo al tema de los procesos artesanales que tenemos en México, específicamente de Hidalgo, el diseño industrial es una necesidad; no le quita nunca valor a lo artesanal, al contrario, lo refuerza porque los procesos se vuelven mas eficientes, además de que los objetos podrían tener otra función además de la estética. El valor agregado de la mano de obra artesanal, sumado al que le otorga el renombre del diseñador, hace que los productos sean más interesantes. Con una correcta distribución, incluso se pueden convertir en objetos de culto o de colección, esto aunado a los materiales que generalmente son naturales y durables. Por lo mismo, con el tiempo también se convierten en objetos que se conservan para después poder ser heredados a través de posteriores generaciones.

Creo que el artesano siempre debe de crear una marca y registrarla; posteriormente, si es posible, hacer lo mismo con los diseños u objetos que genere, pues los procesos artesanales tienen características vulnerables porque son ideas nuevas que otros podrían explotar sin el consentimiento de los autores. Existen ejemplos de diseños y elementos culturales completos que han sido copiados o plagiados alrededor del mundo, en este momento es una moda; sin embargo, al ser registrados o patentados creamos una defensa legal con elementos para proteger siempre los objetos culturales de los abusos de gente sin ética.

Considero que comenzar a analizar y canalizar los temas del diseño industrial hacia nuestros procesos artesanales es de vital importancia pues solo así se les podrá inducir a éstos hacia una trayectoria en un sentido contemporáneo, generar una nueva identidad cultural sin perder nunca la original, para ampliar un poco más la importancia del diseño. Pongo como ejemplo que esta actividad puede concebir desde un vaso hasta el diseño de un avión. En el área de la música también existe diseño industrial: los pianos, los violines, las guitarras siempre tendrán una evolución tecnológica a través de nuevas propuestas de formas, materiales y procesos que harán que el sonido sea impecable, o incluso ir más allá y ¿por qué no? crear un nuevo instrumento también.

Citaré, por último, otra parte muy interesante y fundamental que escribe Fortunato D´Amico en mi libro, en relación a la historia y la responsabilidad del diseño hoy día:

Y, sin embargo, el inicio del siglo pasado vio al diseño encargado de la ciencia de crear un proyecto que mejoraría la calidad de la producción industrial de mercancía destinada a las masas, así incrementando la calidad de vida de toda la humanidad. La historia de occidente ha sido testigo de lo contrario, promoviendo el crecimiento descontrolado de material de desecho que se acumula en descargas a las periferias y de la pérdida de identidad de objetos y los valores sentimentales que los ligaban a sus dueños. La propagación de la industria ayudó al deterioro gradual de lazos emotivos y afectivos entre la gente y sus objetos, antes muestras de individualidad, mantenidos y cuidados para ser transmitidos a la siguiente generación.

La adopción de la filosofía de “uso y deshecho” ha constituido el inicio de una negligencia social general que nos rodea, justificada por el razonamiento típico de la civilización moderna donde todo debe ser sustituido rápidamente, ligada, más que nada, al deterioro inducido por el fenómeno de la moda. La sociedad hoy en día no considera necesaria la reparación de los objetos creados por el hombre, más bien considera al bienestar ligado al incremento constante de mercancía y consumo.

Una falta de responsabilidad social, como ha sido demostrado por los hechos, es la causa evidente de la rápida desaparición de matrices culturales que durante siglos han permitido a los objetos expresar la cultura de los diferentes lugares y sus habitantes. Con el nacimiento de la industria, han sido borrados o exhumados por elementos de un lenguaje superficial carente de cultura, compartido por un público influenciado por la estandarización de los medios, lo cual en unas cuantas décadas hubiese llevado a la globalización.

silvinokanik-2-3

Lo cierto es que debemos regresar inmediatamente a la construcción de paisajes urbanos, arquitectura y objetos que armonicen con el ambiente y que vayan de acuerdo a las necesidades efectivas de los ciudadanos, evitando el desperdicio de energía y recursos, garantizando a todos un modo de vida cómodo. Siguiendo esta lógica, los diseñadores tendrán que aprender a valorar su propio profesionalismo también por la habilidad con la que serán capaces de planear la escala productiva, activando y promoviendo modelos para el manejo de una economía justa y solidaria. Deberán aprender a desarrollar capacidades para invención al relacionarse con la gente y no con el mercado.

Por otra parte, en otros lugares del planeta, la explosión de las megalópolis modernas en el este o en América Latina repite los mecanismos perversos del consumismo, ya vivido en el pasado reciente en occidente, y predispone estructuras programadas para incrementar el consumo de territorio y mercancía.

La urbanización rampante incrementa el uso de energía y recursos requeridos para el funcionamiento de los monstruos residenciales y estructuras laborales donde millones de ciudadanos se aglutinan.

Diseñadores como Silvino Lopeztovar y aquellos que, como él, vienen de áreas en el mundo donde el sistema industrial comienza a manifestar su presencia, tienen la tarea de reformar al diseño industrial y examinar de manera objetiva el curso del siglo que terminó recientemente.

Esto significa verificar las ventajas ganadas y reconocer los errores, analizar, de acuerdo a una óptica temporal mejor informada, las consecuencias de ciertas acciones, inicialmente llevadas a cabo sin considerar los efectos que tendrían sobre los seres humanos y el medio ambiente, quienes son los sujetos reales a tener en mente al centro de nuevos proyectos, sin pensar que esta responsabilidad recae bajo los intereses de la industria y la economía

14907275_10210775797769023_423609163854648287_n

Pienso que tiene sentido crear objetos utilitarios que nos generen un lazo afectivo con ellos, porque además de ser duraderos por su manufactura y estar realizados con materiales perdurables como vidrio, piedra, madera o fibra –elementos proporcionados por la misma naturaleza–, al mismo tiempo utilizan para su manufactura procesos artesanales ayudados por el uso de tecnologías sustentables. Así formamos una cultura de la conservación y le podemos otorgar a los objetos valores culturales, familiares, sociales y sentimentales.

También tenemos la posibilidad de que los objetos, en caso de que se llegaran a dañar, se puedan restaurar o, si son desechados, la posibilidad de su reintegración a la naturaleza, ya que los materiales vienen precisamente de ésta y así no la seguirían contaminando como todos los objetos de plásticos o los materiales industriales que se usan y se desechan en todo el mundo en un breve lapso de tiempo, que contaminan la tierra aunque se degraden poco a poco. Esto mismo nos permite replantear y reflexionar sobre cómo podemos lograr que los procesos industriales nos ayuden a cambiar nuestro concepto de sustentabilidad, y de qué forma puede ser más conveniente para el ser humano y nuestro planeta.

Es cierto que esto no puede suceder de un día para otro y que no será posible ni debe ser cambiado todo, pero creo firmemente que debemos dar continuidad en ello como un país responsable en el tema al cual hoy me refiero y unirnos como una sociedad que utiliza su presente para definir su pasado y su futuro de una forma congruente.

iconSilvino Lopeztovar dslr-camera Silvino Lopeztovar

Cuerpo reconstruido

Esta acción requirió paciencia en cuanto a temporalidad. El objetivo fue generar un vínculo con un árbol muerto u obsoleto en un “área verde” de la ciudad. A partir del material empecé a  tejer con bolsas de plástico intuitivamente  sobre dicho esqueleto de árbol, casi haciéndole un homenaje. Reflexionar sobre actos tan simples o tan cotidianos como ir a la tienda y comprar un paquete de sopa o verduras y observar la facilidad con la que se tira a la basura la envoltura y la facilidad con la que se arranca una planta o árbol desde su raíz.

Tejí sobre el árbol a modo de protesta respecto al trato que dan algunas personas a otros seres vivos (no humanos), menospreciados por el argumento antropocentrista de que estos seres no tienen voz y no poseen capacidad de sentir; tal parece que da igual si se pudren o permanecen años en un lugar. Cada cadena tejida es la representación de cada uno de los anillos del árbol, que en este caso temporalmente fueron casi cuatro meses en estar tejiendo; pero hablando de la temporalidad, un árbol tarda en desarrollarse de 10 a 20 años en adelante.

Al cubrir la mayor parte del tronco, algún otro individuo arrancó la parte superior por lo que tuve que llevármela a casa para tejerla y regresé al lugar para desarrollar una pequeña acción, la cual consistió en reparar el árbol utilizando pegamento y un poco de hilo de bolsa para unir el tronco con la parte que había sido arrancada, creando algo similar a una capa de protección o abrigo para el árbol.

escobar1.jpg

Ese tipo de rituales me remite un pequeño texto sobre pueblos originarios en el continente americano: En la mentalidad mítica de los humanos se ligan estrechamente al medio circundante del cual extraen las fuerzas vitales y las mitifican. No existe por consiguiente la noción del mundo como “objeto” puesto frente a él/ella. El humano se encuentra en comunión con el mundo, mediante la fuerza que es participada y manifestada por doquier, la cual permite establecer una acción recíproca (Zea, 2006:411).

icon Frida Escobar dslr-camera Frida Escobar

 

 

Aportaciones del Diseño Industrial en México

Aportaciones del Diseño Industrial en México

Parte 1

El tema del diseño en nuestro país es desconocido y poco valorado, aunque en el mundo es una de las actividades más reconocidas por su gran importancia dentro de la cultura y la economía de cada región. Por ejemplo, es bien sabido que a Italia se le conoce como la cuna del diseño y gran parte de sus ingresos giran en torno a esta actividad. ¿Quién no ha escuchado sobre el diseño italiano? En los temas de moda, automotriz, de mobiliario, etcétera, los italianos saben reinventarse cuando es necesario. La estética y la función han sido fundamentales para sobresalir en el planeta entero.

El Made in Italy es la tercera marca más influyente del mundo y se debe a su gran calidad e innovación. Ellos han sabido explotar su originalidad y le han dado un gran valor agregado debido también a su impecable manufactura. Es por ello que el diseño forma parte de su cultura sin dejar de lado su pasado y su historia; al contrario, la han sabido integrar muy bien. Desde el Renacimiento, Leonardo Da Vinci les dio el gran ejemplo de lo que era fusionar el diseño, la ingeniería, la arquitectura y el arte. Siempre adelantado a su época, dejó un gran legado que aún hoy se conoce y reconoce en el mundo entero. Todo esto hace que me pregunte ¿qué es lo que a través del diseño estamos viviendo y haciendo en México? ¿realmente estamos evolucionando? ¿o seguimos atrapados en el pasado queriendo descubrir lo que ya se superó hace mucho tiempo?

Como tal, el diseño industrial se refiere a productos que se diseñan pensando en una producción en serie, básicamente para satisfacer las necesidades cotidianas del ser humano. Al mismo tiempo se generan o descubren funciones que también pueden servir  para diferentes aspectos como, por ejemplo, el mundo de los animales. En este caso nos referimos a productos que seguramente se fabricarán en grandes volúmenes, tomando en cuenta un proceso industrial. Paralelamente, esto lleva consigo el problema de usar y desechar lo que con el tiempo se va convirtiendo en contaminación; sin embargo, con el transcurso del tiempo su panorama es mucho más amplio y flexible, ya que ahora el diseño industrial es una actividad que puede englobar al mismo tiempo los temas culturales, tecnológicos y económicos.

silvino2

Poco a poco en nuestro país se van rompiendo las fronteras entre estos aspectos; es parte de la evolución. También es cierto que hay que saber separar ciertos temas en el diseño cuando es necesario. Se abarca tanto que podría llegar a ser confuso para muchos cuando se trata del diseño de un automóvil, aparatos para un hospital, mobiliario residencial, urbano o de oficina, utensilios para cocina. Pero también existe la otra parte semi-industrial en estos mismos ámbitos, al igual que las piezas con un proceso 100% artesanal en series limitadas que no está dirigido a las masas y que, sin embargo, son objetos que, además de ser estéticos, son funcionales. Aquí es donde el diseño también entra en acción, por lo que la relación entre estética y función es primordial para lograrlo.

El diseño puede cambiar un entorno, generar trabajo, identidad y cultura; abre panoramas diferentes y positivos. La palabra industrial quizá nos cause confusión, pero como comenté antes, no existen barreras que deban encasillar al diseño en un solo tema. Definitivamente podríamos hablar del diseño con gran amplitud, desde la creación de objetos que utilizarán millones de personas hasta la fabricación de series limitadas o piezas únicas que se utilizarán como prototipos para pruebas de resistencia, seguridad, sustentabilidad y procesos de construcción, o bien para resguardarlos como parte de una colección privada o de algún museo importante.

El diseño también es investigación. Cuando se conceptualiza algo se debe someter a procesos experimentales, es un laboratorio que comienza comprobando aciertos o buscando desaciertos en todos sus elementos, tanto materiales como funcionales y económicos que posteriormente ayudarán a la sociedad a definir nuevos productos positivos en todos los aspectos.

Citaré a Fortunato D´Amico, que es un reconocido crítico italiano de arte, arquitectura y diseño. Él escribe lo siguiente en mi libro, editado en el año 2015, explicando a su manera la importancia del diseño y su evolución:

Escribir y hablar de Silvino Lopeztovar, uno de los diseñadores más activos y conscientes del panorama mexicano, no significa sólo examinar sus objetos, creados con una cuidadosa atención a la forma, función y materiales, también consiste en ubicar su trabajo en el esquema más amplio de los cambios económicos, culturales y tecnológicos que ocurren en el planeta al inicio del tercer milenio.

silvino1.jpg

Silvino Lopeztovar realiza sus labores en América Latina, en un periodo histórico caracterizado por grandes cambios donde, dependiendo del punto de vista y de las culturas de distintos lugares, la confusión o la emoción reinan bajo los cielos de los cinco continentes. El oeste todavía tiene que aclarar sus ideas acerca de cómo vivirá la humanidad. En estos países, una gran pregunta pesa sobre los agitados pensamientos que se vuelven hacia el futuro, en las mentes de personas obligadas a incorporarse al mundo de rápidos avances tecnológicos y económicos que se ha registrado en los países del ex-tercer-mundo. La incertidumbre y los conflictos que reinan en el centro del escenario geopolítico globalizado dejan dudas acerca del futuro de los bienes globales, los cuales han sido manejados en las décadas pasadas por los sistemas bancarios y financieros que controlan las economías de las naciones.

El diseño es una disciplina formada de manera progresiva desde el nacimiento de la revolución industrial, en la segunda mitad del siglo XIX, hasta nuestros tiempos, la cual se especializa en la proyección de artefactos creados en un contexto económico y social caracterizado por la presencia de dispositivos automáticos. Máquinas con la capacidad de llevar a cabo una producción serial y masiva de objetos destinados a poblaciones urbanas en crecimiento exponencial, concentradas dentro de las megalópolis del mundo, organizaciones colectivas que se encuentran muy distantes de las regiones de producción agrícola y actividades artesanales (Geopolítica del diseño: consideraciones críticas al inicio del tercer milenio).

iconSilvino Lopeztovar dslr-camera Silvino Lopeztovar

Centro Mineralense de las Artes, un cascarón vacío

A pesar de que fue inaugurado como una de las obras más importantes del gobierno de Filiberto Hernández Monzalvo, el Centro Mineralense de las Artes (Cemart) es un recinto cultural que carece de mobiliario para albergar espectáculos de diferentes disciplinas artísticas. Aunque el complejo cultural está dividido en varias áreas para la presentación y difusión de diferentes espectáculos, no hay mobiliario para que el público tome asiento, aunado a que no hay material para la creación de escenografías, ni para puestas en escena de danza, teatro o música, por lo que ha sido limitado para la generación de eventos en dicho lugar.

El espacio cultural ubicado en la Calle Quetzalcoatl s/n,  colonia, ” La Colonia” de Mineral de la Reforma fue inaugurado el 12 de marzo de 2016 por el ex gobernador Francisco Olvera Ruíz y el ex edil Filiberto Hernández Monzalvo como la principal apuesta del gobierno estatal y local para la promoción del arte y la cultura en la demarcación; sin embargo, no funcionó hasta varios meses después.

reforma1

Debido a la falta de presupuesto para la instalación de equipamiento del Cemart, las actividades culturales se retrasaron y hasta el momento no se han contemplado nuevas actividades, por lo que la nueva administración de Raúl Camacho Baños se comprometió a mejorar dicha situación y dotar de mobiliario al lugar para albergar varios eventos y convertirse en un espacio para la cultura. Al respecto, el director de Cultura del municipio, Noel García San Juan, explicó que en la presente administración se han comenzado a adecuar varios espacios del Cemart, como la biblioteca pública comunitaria “Emma Straffon González” y el módulo de las artes escénicas, los cuales han comenzado a atender a la población que vive en la zona.

El funcionario municipal reconoció que requieren de una inversión millonaria para equipar correctamente el Cemart, pues todavía no se puede utilizar completamente todo el complejo cultural en el que deberían de formarse los nuevos talentos de diferentes disciplinas artísticas. De acuerdo con el  responsable de la cultura en el municipio, buscarán gestionar, a través de fondos federales, recursos extraordinarios para colocar bancas en las que se puedan desarrollar varios espectáculos, ya que es una de las necesidades de las que no se preocupó la anterior administración.

Para contar con una mejor infraestructura y equipamiento del Cemart se invertirían cerca de seis millones de pesos; no obstante, debido al recorte presupuestal de la Federación para subsidio federal, el ramo cultural es uno de los más afectados, por lo que difícilmente contarán con recursos económicos para dichas acciones.

El Cemart originalmente fue concebido como un proyecto de mayor envergadura en el que se practicarían diferentes disciplinas artísticas como teatro, literatura, danza, música, escultura, pintura, grabado, dibujo, fotografía, entre otras, pero hasta el momento sólo los espacios que se abrieron en marzo pasado están funcionando. El recinto –que costó más de 60 millones de pesos– comienza a verse deteriorado ya que ante la falta de uso algunas áreas están pintadas con grafiti, por lo que algunos colonos reconocen que dicho espacio carece de seguridad.

reforma1

Varios colectivos culturales independientes han criticado la falta de infraestructura para el desarrollo de actividades culturales, pues señalaron que en Mineral de la Reforma tienen que buscar espacios independientes para el desarrollo de actividades culturales. “No es posible que el Centro de las Artes sea un cascarón vacío que no se pueda explotar porque no hay recursos. Es como si no estuviera”, dijo Miguel Ángel Zamudio Velázquez, representante del colectivo cultural independiente Clave 7, que está conformado por varios artistas gráficos que buscan un espacio en donde difundir sus obras. Agregó que la falta de interés de las administraciones municipales para el desarrollo de un complejo cultural funcional ha impedido el fomento de la cultura en uno de los municipios más poblados del estado como lo es Mineral de la Reforma, por lo que han presentado sus obras en algunas cafeterías de forma independiente.

Refirió que en Mineral de la Reforma no cuentan con espacios suficientes para el desarrollo de las artes en diferentes modalidades y, aunque han solicitado también el apoyo de la Secretaría de Cultura estatal, no han recibido una respuesta satisfactoria por parte de la dependencia.

De acuerdo con las proyecciones de las autoridades municipales, el Cemart se convertirá en uno de los espacios para la generación de las artes en la zona metropolitana de Pachuca, con un modelo similar al implementado en el Centro de las Artes de Hidalgo (Cenarth).

iconRedacción dslr-camera Internet

Santa María Nativitas Atengo, una iglesia con mucha historia

kanik-tezontepec11

Año con año, el 8 de septiembre, Tezontepec de Aldama es testigo de una de las fiestas religiosas más grandes en Hidalgo, dedicada a Santa María Nativitas, patrona que da nombre a la hermosa iglesia que data del año 1600.

Eliseo Ángeles Hernández, encargado del santuario religioso desde hace ocho años, platica que la iglesia de Santa María Nativitas cuenta con una placa en el techo que data de la época entre 1600 y 1700, cuando fue erigida la iglesia bajo el mandato de sacerdotes franciscanos, quienes llegaron a la región de Tezontepec con el fin de adoctrinar a los pobladores.

Actualmente la edificación se encuentra algo deteriorada debido al paso del tiempo. Eliseo ha sido testigo de las intenciones de remodelar la antigua construcción por parte de diversas administraciones públicas en Tezontepec, sin embargo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha permitido que la construcción sea alterada, los únicos cambios que se han realizado son los nuevos salones de catequesis.

kanik-tezontepec111Ángeles Hernández recuerda que de pequeño solía asistir a la doctrina en dicho santuario, comentó que el lugar tenía bellos murales religiosos en las bardas, las cuales están muy deterioradas, por lo mismo las pinturas ya no pueden ser apreciadas. Además narró que la capilla es tan antigua como la iglesia, al igual que los pilares que rodean a la gran construcción religiosa.

Cada 8 de septiembre, Tezontepec celebra a Santa María Nativitas con una gran fiesta que incluye peregrinaciones a Jalisco, y a la Basílica en la Ciudad de México; durante esta celebración realizan un novenario por las calles más importantes de la comunidad, pasean a la virgen mientras rezan rosarios y culminan con misas solemnes para agradecer y alabar a la santa, además de recibirla en la iglesia con las tradicionales “Mañanitas”.

Durante el festejo, habitantes y turistas locales, nacionales e internacionales disfrutan de charreadas, jaripeos, bailes tradicionales de Hidalgo, fuegos artificiales, juegos mecánicos y la rica gastronomía del lugar. Además de adquirir artesanías hechas con varas, como canastas, sombreros, bolsas y mucho más.

iconAna Mares, dslr-camera Miguel García

Abren formalmente el Cemart de La Reforma

mineral2

Con más de 40 talleres, el ayuntamiento de Mineral de la Reforma, a través de la Secretaria de Desarrollo Humano y Social, y bajo la coordinación de la Dirección de Cultura, lanzó su convocatoria para integrar a los habitantes del municipio interesados en la oferta educativa del Centro Mineralense de las Artes (Cemart).

Noel García San Juan, titular de Cultura municipal, destacó el compromiso del alcalde Raúl Camacho Baños para fortalecer la formación artística y cultural de niños, jóvenes y adultos, a través de una amplia oferta académica.

mineral3.jpg

“Desde el Centro Mineralense de las Artes, buscamos fomentar la formación artística inicial y la creación de públicos. Hoy tenemos la encomienda del alcalde de fortalecer y ampliar la oferta educativa, teniendo como bastión la inclusión social, para que niños y jóvenes desarrollen su talento, destrezas y habilidades”.

El funcionario informó de la apertura de inscripciones para el periodo enero–julio, las cuales comenzaron el lunes 23 de enero y concluirán el  próximo sábado 11 de febrero.

Dicho espacio se encuentra ubicado en la calle Quetzalcóatl  sin número, esquina calle Cali, en el Fraccionamiento La Colonia.

Los talleres son enfocados a la formación artística inicial, la recreación, el esparcimiento, el disfrute de la cultura y el encuentro familiar y social, en los rubros de  danza, música, artes plásticas, teatro, activación física y talleres especializados.

reforma1.jpg

iconRedaccióndslr-cameraCortesía

Continúa disfrutando SerColor en nuestra versión electrónica. Nota completa aquí.