ARTISTA / TURISTA

Ser turista es muy artificial, es algo que se hace de fuera hacia dentro; es decir, no es algo que naturalmente salga de uno, sino que se hace para mostrarse ante alguien más. Los turistas visitan un lugar para mostrar después que así lo han hecho; por eso tanto selfie. Pero, ya de entrada, cuando visitas otro lugar, fuera o dentro de tu país, como que la gente sabe que no eres de ahí. Hay algo en tus atuendos, en tu mirada sorprendida, en tu forma de recorrer el entorno que te hace visible, siendo inevitable esconder tu condición de fuereño. La condición del artista requiere de los viajes, sobre todo en la actual situación en que la globalización lo permea todo; en mi caso siempre trato de escapar de esos paquetes de viajes prefabricados en los que se hacen visitas a lugares con los tiempos de visitas determinados por alguien más. La verdad, no me gusta mirarme a mí mismo como un turista.

kanik-artistaturista.jpg

A pesar de mi aversión por el turismo, las cifras indican que esta actividad es favorable para la economía de algunas regiones del mundo, que viven solamente de los visitantes. A nivel mundial, el volumen total del negocio del turismo excede actualmente al de las exportaciones petroleras, al de los productos alimenticios y al de la industria automotriz. El turismo cultural –que se enfoca en conocer, comprender y disfrutar del conjunto de rasgos culturales de una sociedad– es un importante sector en México, de acuerdo a la Secretaría de Turismo. Sin embargo, hay que considerar que el turismo puede degradar el entorno natural, dando lugar a poblaciones saturadas por la cantidad de desechos que traen los visitantes o que éstos generan ahí. Así mismo, hay que mencionar que puede ocurrir también la disneylandización de un poblado al maquillar completamente su aspecto, lo que ocasiona que el lugar deje de tener las características originales que fueron precisamente los atractivos turísticos y que ahora no son más que un conjunto de elementos decorativos ficticios asomándose entre las ruinas de otros tiempos.

Diversos artistas contemporáneos han jugado a ser turistas. A continuación mencionaré cuatro ejemplos de la relación entre el arte y el turismo; dos de ellos de artistas mexicanos fuera de nuestro país y los otros dos de artistas extranjeros en México. En 1971 Felipe Ehrenberg realizó una caminata turística por el barrio de Islington, en Londres, y mientras lo hacía, mandaba postales desde los puntos que iba recorriendo. Las postales eran la documentación misma de la acción y fungían un papel pre-GPS al ser indicaciones de la ubicación espacial del artista. Así lo conceptualizó Ehrenberg: “Si la definición de una escultura es aceptada como el enfoque de la acción/movimiento físico ocasionado por un esfuerzo mental/creativo resultando en una forma, una caminata es una escultura”.

kanik-turista.jpg

Un par de años antes el artista estadounidense Robert Smithson hacía un recorrido por la Península de Yucatán, deteniéndose en diferentes lugares en los que colocaba espejos, en una serie que titularía Desplazamientos de espejos. En una de sus libretas de viaje Smithson escribió: “En el espejo retrovisor apareció Tezcatlipoca, demiurgo del espejo humeante. Todas esas guías turísticas son inútiles, dijo. Debes viajar al azar, como los primeros mayas. Aunque te arriesgues a perderte entre los matorrales, ésa es la única manera de hacer arte.” Es notoria en esta frase la actitud del artista que se entrega al viaje a la deriva, sin una ruta predeterminada, de forma que evita así los “lugares comunes” abriendo la posibilidad de una nueva forma de mirar, pensar, hablar y crear.

Francis Alÿs, en su documentación fotográfica de 1994, Turista, se retrata en medio de un grupo de albañiles, carpinteros y plomeros que ofrecen sus servicios afuera de las rejas de la Catedral Metropolitana en la Ciudad de México con un letrero que dice “turista”. Su acción está muy vinculada con la idea misma del artista como vagabundo, pero también es un cuestionamiento sobre las implicaciones de ser extranjero en México. Al mostrarse a sí mismo como un turista profesional, Alÿs jugaba con esa etiqueta, mientras realizaba una actividad que no era un trabajo pero tampoco una forma de ocio.

En un viaje a Brasil en 1991, Gabriel Orozco realizó una instalación de sitio específico en un mercado vacío en la ciudad de Cachoeira. Se encontró con unas naranjas podridas y las fue colocando sobre las mesas de los puestos; mientras lo hacía, una persona de la localidad lo llamó turista maluco –turista loco– frase que daría nombre a la documentación de esta pieza. Al crear este tipo de obras que se infiltran en la cotidianeidad, Orozco tiene un doble estatus tanto de fuereño como de demente, en la marginalidad misma del tipo de obras que realiza utilizando materiales sencillos, pobres. Todo turista es un loco, pues no sigue las reglas de las costumbres de los lugares que visita; no por nada, el Arcano sin número del Tarot es el Loco, un personaje que camina libre por el mundo.

icondslr-camera Eric Reyes-Lamothe

eric-reyes.com

Anuncios

Cerro de Tuto, a la memoria de los fieles difuntos

Para los lugareños de las comunidades de Tutotepec, celebrar a sus santos y recordar a sus fieles difuntos es parte de su vida cotidiana. Mejor conocido como el cerro de Tuto, este lugar ubicado en la sierra Otomí Tepehua, en el estado de Hidalgo, se caracteriza por su vasta vegetación y su caluroso clima.

KANIK-MONROY3.jpg

El Día de Muertos es una de las tradiciones más importantes para la comunidad, una celebración que mezcla rasgos de la cultura Tepehua y el catolicismo, cuando la “Sanimita del Purgatorio” adquiere gran relevancia.

KANIK-MONROY4.jpg

El 2 de noviembre cientos de fieles llegan de las comunidades cercanas al cerro de Tuto para pasar un rato recordando a los que ya partieron con camas de pétalos de cempasúchilt y rosarios hechos con las mismas flores.

Además de honrar la memoria de sus muertos, los más viejos se congregan en la antigua iglesia a un costado del camposanto para llevar a cabo el ritual de la “Sanimita del Purgatorio”, uno de los santos más venerados por esta comunidad.

KANIK-MONROY.jpg

Ese mismo día, los doce mayordomos encargados de cuidar al santo durante todo un año hacen la entrega al siguiente grupo. Entre flores y cantos, que se confunden unos con otros, se lleva a cabo el ritual en una pequeña capilla en el centro del camposanto.

Durante la espera decenas de personas se acercan al altar. Niños, adultos y ancianos se persignan y ofrecen flores y dinero; prenden velas largas en busca de una petición, un agradecimiento o un alivio.

TANIA1.jpg

Cuando termina el ritual el camposanto se cubre completamente de color naranja y, en compañía de tríos musicales, algunos sacan un par de cervezas y felices recuerdan a sus fieles difuntos, de quienes esperan la protección y el cuidado por el resto del año.

En algunos sepulcros se colocan canastas con pan, mole, tamales, trabucos y fruta, pero a los muertitos más recientes sólo se les ofrece un altar y la compañía con el pensamiento.

KANIK-MONROY2.jpg

Es un día de fiesta y, aunque a muchos la situación económica les limita continuar con la práctica de las mayordomías, las personas más fieles a la tradición luchan por impedir que ésta se pierda en el tiempo.

dslr-camera icon Tania Monroy

NEMOCÓN, que en lengua Chibcha, significa “Lamento de guerrero”

Entre los lugares mágicos y especiales en los alrededores de Bogotá sin duda, las minas de sal ocupan un lugar importante.  Desde la primera vez que visité la capital colombiana tenía la referencia de la mina catedral de sal de Zipaquirá, que merece todo un punto y aparte, la cual conocí en 2015, pero quería conocer la otra maravilla entre natural y realizada por el hombre como no hay muchas en el mundo, sé que existen  otras, las más visitadas, una en Alemania y la otra en Polonia.  Pero con la gran ventaja esta vez, de estar cerca de Nemocón a solo 1 hora de Bogotá, donde resido actualmente.

Así que el domingo pasado, el fotógrafo y yo, salimos por carretera de la congestionada capital aprovechando un día soleado (algo no muy común aquí).  Después de una parada obligada a mitad del camino para almorzar, llegamos a medio día al pueblo de Nemocón inmediatamente nos trasladamos al ingreso de la mina a 200 metros de donde pudimos estacionar el auto.

kanik-mina2

Pagamos veinticuatro mil pesos colombianos por persona equivalentes a seis dólares americanos y pudimos comenzar con el recorrido, primero por el museo de sitio donde un guía, una vez juntado un grupo considerable de turistas, nos explicó que nos encontrábamos en un lugar con una rica historia prehistórica donde pudimos observar restos fósiles de plantas y animales encontrados en la región y que datan de miles de años atrás.  Maquinas procesadoras de sal para consumo humano de diferentes épocas y hasta una reproducción a escala de un mastodonte.  Dicho esto salimos del recinto y disfrutamos de una presentación de danza típica de Colombia, niños y adolescentes que forman un ballet de cumbia Sampuesana.  En eso nos llama el guía y nos avisa que estamos listos para adentrarnos en las entrañas de la tierra previo a colocarnos casco protector de mineros.

La emoción fue patente en el grupo y en la entrada a la mina nos aconsejan bajar los primeros escalones con cuidado ya que la altura del túnel es de solo 1.80 metros a pesar de, con el casco puesto, fui el primero que se dio un golpe por no seguir las indicaciones.  Llegamos a la rampa para seguir bajando y la oscuridad relativa nos obligaba a ser cuidadosos y sujetarnos de la soga ya que el piso estaba resbaloso pero bajamos sin complicaciones.  Suelo, paredes y techo totalmente recubiertos de sal aunado a la iluminación tipo led en colores vivos nos daban una atmósfera surrealista y eso no era nada, al llegar a lo que pensé era una gran oquedad en la tierra sentí el vértigo que me acompaña siempre en las alturas pero el guía nos explicó que en realidad se trataba de un gran espejo de agua de salmuera con una concentración tan alta de sal que era lo que daba precisamente ese efecto.  La sesión de fotos inició en el grupo y al saber que era agua se perdió el miedo de estar al borde del espejo  ya que no había el precipicio que pensamos.

kanik-mina3

Continuamos el recorrido hacia más cámaras de espejos naturales y llegamos al manantial o pozo de los deseos donde están las clásicas monedas tiradas  por los turistas esperando se cumplan sus anhelos, práctica prohibida actualmente, dice el guía que porque es imposible sacar las monedas ya que cualquier ser humano flota sin poder hundirse debido a las concentraciones de sal, que es en éste caso 3 veces mayor a la del mar muerto.   Siguiendo nuestra aventura llegamos al santuario con imágenes religiosas clásicas de la iglesia católica donde años atrás los mineros podían orar de acuerdo a sus creencias, caminamos cien metros y llegamos ante la imagen de un corazón rojo tallado en una roca de sal que es un elemento emblemático de esta mina con más de 500 años de historia bajo tierra, nuevamente sesión de fotos del grupo entre amigos, parejas y hasta solos.  De ahí llegamos a la impresionante cascada de sal de más de 80 años de antigüedad y seis metros de altura, en ese pasillo vimos colgados cuadros y montadas esculturas de algunos artistas locales que daban impresión de exposición escolar pero en un espacio totalmente inverosímil.  Casi al final del trayecto nos dirigimos a lo que más de alguno esperaba, la escenografía utilizada para la película de Hollywood titulada los 33, filmada aquí, con la historia de los mineros chilenos rescatados en aquel accidente  tan publicitado hace algunos años, vimos la cámara donde supuestamente se desarrolló la historia y los cascos firmados por los actores que dieron vida a esos personajes de mineros,  el más fotografiado, obviamente, el de Antonio Banderas quien fue el protagonista.  Al lado derecho una gran bandera de Colombia mirando de frente a la bandera chilena.

Iniciamos la salida estando a ochenta metros de profundidad bajo la montaña y por medio de rampas y al final escalones llegamos de nuevo a la superficie, emocionados y satisfechos de haber conocido tan solo uno de los lugares mágicos por descubrir que tiene este país llamado Colombia.

iconArturo Valdez  dslr-camera Jaime Corredor

ARTISTA / TURISTA

Ser turista es muy artificial, es algo que se hace de fuera hacia dentro; es decir, no es algo que naturalmente salga de uno, sino que se hace para mostrarse ante alguien más. Los turistas visitan un lugar para mostrar después que así lo han hecho; por eso tanto selfie. Pero, ya de entrada, cuando visitas otro lugar, fuera o dentro de tu país, como que la gente sabe que no eres de ahí. Hay algo en tus atuendos, en tu mirada sorprendida, en tu forma de recorrer el entorno que te hace visible, siendo inevitable esconder tu condición de fuereño. La condición del artista requiere de los viajes, sobre todo en la actual situación en que la globalización lo permea todo; en mi caso siempre trato de escapar de esos paquetes de viajes prefabricados en los que se hacen visitas a lugares con los tiempos de visitas determinados por alguien más. La verdad, no me gusta mirarme a mí mismo como un turista.

kanik-artistaturista.jpg

A pesar de mi aversión por el turismo, las cifras indican que esta actividad es favorable para la economía de algunas regiones del mundo, que viven solamente de los visitantes. A nivel mundial, el volumen total del negocio del turismo excede actualmente al de las exportaciones petroleras, al de los productos alimenticios y al de la industria automotriz. El turismo cultural –que se enfoca en conocer, comprender y disfrutar del conjunto de rasgos culturales de una sociedad– es un importante sector en México, de acuerdo a la Secretaría de Turismo. Sin embargo, hay que considerar que el turismo puede degradar el entorno natural, dando lugar a poblaciones saturadas por la cantidad de desechos que traen los visitantes o que éstos generan ahí. Así mismo, hay que mencionar que puede ocurrir también la disneylandización de un poblado al maquillar completamente su aspecto, lo que ocasiona que el lugar deje de tener las características originales que fueron precisamente los atractivos turísticos y que ahora no son más que un conjunto de elementos decorativos ficticios asomándose entre las ruinas de otros tiempos.

Diversos artistas contemporáneos han jugado a ser turistas. A continuación mencionaré cuatro ejemplos de la relación entre el arte y el turismo; dos de ellos de artistas mexicanos fuera de nuestro país y los otros dos de artistas extranjeros en México. En 1971 Felipe Ehrenberg realizó una caminata turística por el barrio de Islington, en Londres, y mientras lo hacía, mandaba postales desde los puntos que iba recorriendo. Las postales eran la documentación misma de la acción y fungían un papel pre-GPS al ser indicaciones de la ubicación espacial del artista. Así lo conceptualizó Ehrenberg: “Si la definición de una escultura es aceptada como el enfoque de la acción/movimiento físico ocasionado por un esfuerzo mental/creativo resultando en una forma, una caminata es una escultura”.

kanik-turista.jpg

Un par de años antes el artista estadounidense Robert Smithson hacía un recorrido por la Península de Yucatán, deteniéndose en diferentes lugares en los que colocaba espejos, en una serie que titularía Desplazamientos de espejos. En una de sus libretas de viaje Smithson escribió: “En el espejo retrovisor apareció Tezcatlipoca, demiurgo del espejo humeante. Todas esas guías turísticas son inútiles, dijo. Debes viajar al azar, como los primeros mayas. Aunque te arriesgues a perderte entre los matorrales, ésa es la única manera de hacer arte.” Es notoria en esta frase la actitud del artista que se entrega al viaje a la deriva, sin una ruta predeterminada, de forma que evita así los “lugares comunes” abriendo la posibilidad de una nueva forma de mirar, pensar, hablar y crear.

Francis Alÿs, en su documentación fotográfica de 1994, Turista, se retrata en medio de un grupo de albañiles, carpinteros y plomeros que ofrecen sus servicios afuera de las rejas de la Catedral Metropolitana en la Ciudad de México con un letrero que dice “turista”. Su acción está muy vinculada con la idea misma del artista como vagabundo, pero también es un cuestionamiento sobre las implicaciones de ser extranjero en México. Al mostrarse a sí mismo como un turista profesional, Alÿs jugaba con esa etiqueta, mientras realizaba una actividad que no era un trabajo pero tampoco una forma de ocio.

En un viaje a Brasil en 1991, Gabriel Orozco realizó una instalación de sitio específico en un mercado vacío en la ciudad de Cachoeira. Se encontró con unas naranjas podridas y las fue colocando sobre las mesas de los puestos; mientras lo hacía, una persona de la localidad lo llamó turista maluco –turista loco– frase que daría nombre a la documentación de esta pieza. Al crear este tipo de obras que se infiltran en la cotidianeidad, Orozco tiene un doble estatus tanto de fuereño como de demente, en la marginalidad misma del tipo de obras que realiza utilizando materiales sencillos, pobres. Todo turista es un loco, pues no sigue las reglas de las costumbres de los lugares que visita; no por nada, el Arcano sin número del Tarot es el Loco, un personaje que camina libre por el mundo.

icondslr-camera Eric Reyes-Lamothe

eric-reyes.com

En frecuencia con el bosque mágico

Magia, fiesta y mucho baile hubo durante la segunda edición del Magic Forest, festival anual de música electrónica que este año tuvo como sede el parque nacional Peñas Cargadas en Mineral del Monte.

Tuvimos que adentrarnos en el bosque y caminar por un buen rato para llegar al recinto. Antes de llegar ya se dejaban sentir los bits y la algarabía de los asistentes que poco a poco llegaban a la cita. El anfiteatro natural donde la celebración tuvo lugar, de forma ondulada, contaba con un panorama espectacular enmarcado por árboles. Una peña, abuelita piedra, engalanaba el escenario, acentuada su belleza por la iluminación y ambientación.

bosque 2

Lo esencial para un evento musical exitoso es un equipo de sonido a la altura. Y los organizadores lo sabían, por lo cual este detalle fue muy bien cuidado, con más de 12 horas de música ecualizada a la perfección.

Con más de 14 disc jockeys provenientes de distintos puntos de México y un aproximado de 400 asistentes, la maratónica fiesta arrancó a las 20 horas con una atmósfera cargada de misterio gracias al progressive que brotó de las bocinas saturando el ambiente hasta entrada la madrugada cuando el deep house levantó un poco los ánimos durante algunas horas.

bosque 3

Apenas rebasando las tres de la mañana, a la hora maldita donde los demonios emergen a la Tierra, el psytrance al fin se adueñó de la noche, llevando el baile y los ánimos al punto más álgido. Varios asistentes decidieron moverse al campamento para recargar la pila y seguir con el baile, entradas las 4:30 de la mañana, ya éramos pocos bailando, algunos se encontraban sentados o acostados pero siempre disfrutando la música y el paisaje.

Las horas transcurrían lentas, se saboreaban. Pero luego del amanecer, renovados los ánimos por el olor a café de olla, la fiesta tomó nuevos bríos, los bits subieron de intensidad, llamando de vuelta a la concurrencia hacia fuera de las casas de campaña.

El frío no pudo resistirse ante la presencia del astro rey y el cansancio cedió frente a las ganas de fiestear. Entre plática, risas, baile y buena vibra la noche surreal se fue desvaneciendo lentamente, arrojándonos de vuelta a la cotidianidad, odiada por muchos, que un puñado de locos nos aferramos a amar.

icondslr-camera  Mario Rupestre Cruz

Hidalgo en dos ruedas

Hoy en día todos los que andamos en motocicleta de cualquier modelo y cilindrada, no importa el día ni el clima, siempre es bueno hacer un recorrido corto en la ciudad ir a un bosque cercano a respirar aire limpio, fresco y puro o un recorrido largo a una playa cercana.

Cuando sales a un viaje largo planeado debes darte tiempo para revisar tu moto, las condiciones y presión de tus neumáticos, niveles de aceite, líquidos, como también los frenos, siempre la prevención es lo mejor que puede hacerse antes de salir a carretera, también hay que salir con la mayor seguridad posible: casco, guantes, calzado, protecciones internas en la ropa o bien externas.

Hace poco salí a un recorrido corto en kilometraje, era una mega rodada organizada por Moto Club 1200 Sentimientos Cúbicos que se llevó acabo en Mineral del Chico. Sin duda la primera en su tipo, claro en Hidalgo, donde también celebraron un aniversario más por la fundación de su club, donde la finalidad para los que estamos en este medio aventurero en moto, es reunirse conocer más clubes, observar admirar y conocer más sobre compañeros con mayor experiencia en carretera; pasarla bien, ya sea que vayas acompañado en algún club, en familia o incuso si ruedas como independiente.

ram2.jpg

Ese día se me ocurrió hacer un recorrido a Huasca de Ocampo, salí desde muy temprano, aún estaba oscuro y había mucha neblina, ya de por sí manejar en moto conlleva destreza, súmenle la poca visibilidad y asfalto resbaloso; aun así continúe mi viaje con precaución, pasé sin ningún contratiempo la capital hidalguense en dirección al corredor turístico de la montaña donde puedes encontrar tres de los cinco pueblos mágicos de Hidalgo, ya que en su totalidad en el territorio mexicano actualmente son 111.

Al llegar decidí dar un recorrido a pie en el pequeño, colorido y pedregoso camino, deleité un paste tradicional de la región acompañado de café de olla para calentar un poco el cuerpo y seguí con mi camino. Sin duda disfruté mi pequeña y breve estancia, por lo que pienso regresar a este bonito lugar.

De regreso encontraba cada vez más y más motociclistas hacia donde se llevaría a cabo la congregación, y a otros tantos dirigiéndose otros puntos de interés; en camino me detuve en una intersección de cerrada curva y gravilla suelta donde tuve un pequeño deslizamiento y caí de mi moto, nada grave, por fortuna para mí. Recibí la ayuda y colaboración de varios compañeros en moto para ayudarme a incorporarme y a orillar la moto, incluso al percatarse de esa grava suelta y evitar algún percance más hubo quien se quedó a desviar un grupo numeroso que ya estaba acercándose a las inmediaciones del lugar, por indicaciones de los mismos motociclistas se nos pidió que siguiéramos avanzando hasta llegar al lugar.

Ya dentro del evento hubo un centro de acopio de ayuda alimenticia y no perecedera que se destinó a la región hidalguense, en otras ocasiones se llevan ropa o cobertores para las zonas más vulnerables a las inclemencias del tiempo o incluso juguetes para los niños dependiendo las temporadas del año.

ram3

En todos estos eventos de gran cantidad de motociclistas se detiene uno a escuchar la música en vivo; la ubicación del evento se prestaba para observarla desde un punto alto, así que decidí escalar un poco por la zona, capturar una imagen y percibir el gran número de apasionados al motociclismo, subir fue cansado pero fácil, bajar fue lo complicado por lo pronunciado que estaba, una vez abajo me dirigí a la zona de suvenir y a la carpa de trueque, aquí desafortunadamente no encontré nada de mi agrado para cambiar. También en ocasiones hay actividades como gotcha, tirolesa y áreas de asados donde para comer no faltan alitas al carbón, hamburguesas y tacos de guisados.

Ya por la tarde, luego de haber disfrutado la convivencia y la aventura, emprendí el regreso a casa con la grata compañía de un grupo numeroso de motociclistas, quienes amistosamente se despedían en el camino con el simple movimiento de la mano, el sonido del claxon o el rugir de las motos deseando un buen regreso a los hogares.

icon Ramón López, dslr-camera Miguel García, Ramón López

La Otomí-Tepehua, en defensa de la memoria y lo sagrado

Ma Kähä-Santa Mónica es una comunidad hidalguense que se declaró a sí misma libre de proyectos de muerte. Bajo esta premisa alojó el encuentro que busca salvaguardar la cultura, la tierra y el agua que comparte con Puebla y el país.

Santa Mónica, Tenango de Doria

El transporte nos dejó en el crucero. Una lona en la parada de autobús confirmaba que ese era el lugar del encuentro. Comenzamos la caminata cuesta abajo, parecía que recorríamos un camino en espiral que de pronto cambiaba de sentido. Niebla y eco. Un automóvil se detuvo y el conductor se ofreció a llevarnos; así fue como llegamos al tercer Encuentro Regional en Defensa del Territorio de La Huasteca y el Totonacapan, en Santa Mónica, comunidad de Tenango de Doria.

Al llegar a la zona del evento, artistas voluntarios se encontraban pintando los muros del auditorio, un grupo de mujeres alrededor de una mesa preparaba tamalitos de garbanzo mientras conversaba en su lengua materna; otras estaban al pendiente de quienes llegaban. Los participantes del encuentro, entre periodistas y ponentes, debieron lavar sus platos y cubiertos después de cada alimento. Todos, incluso niñas y niños, tenían tareas específicas, pero también una en común.

El 20 y 21 de mayo de este año, asociaciones civiles, colectivos y la población organizada, abrieron este espacio en Ma Kähä-Santa Mónica, una comunidad indígena hidalguense en resistencia. Con 99 por ciento de población originaria y hablante de otomí, Ma Kähä se opone a que un gasoducto, que proviene de Tuxpan y va rumbo a Tula, atraviese su memoria, tradiciones y lugares sagrados.

kanik-otomi3

La inconformidad se armó de argumentos entre mesas y talleres con temas como “mecanismos que usan las empresas para entrar en los territorios”, “estrategias para la organización comunitaria” y “derechos de los pueblos indígenas”, a cargo del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, Red Mexicana de Afectados por la Minería, Alianza Mexicana contra el Fracking y la Asociación por la Protección de la Tierra y el Bienestar de Epazoyucan, entre otras.

Ximhai Derechos Humanos para la Sierra Otomí-Tepehua, ofreció a estudiantes una plática sobre megaproyectos en idioma ñühü. El profesor Víctor Castillo Pérez forma parte de esta agrupación. Sobre el encuentro mencionó: “Creo que ha sido muy saludable y afortunado para la comunidad y la región, ya que hubo presencia de comunidades vecinas de Puebla e Hidalgo. Logramos que se vea que todos estamos en defensa del territorio, que aunque está dividido por fronteras políticas, es compartido.”

Durante el diálogo en el auditorio proporcionaron información introductoria sobre los proyectos de muerte que llegaron junto con la reforma energética del gobierno de Enrique Peña Nieto; además del gasoducto que proveería de gas natural a la Comisión Federal de electricidad, se mencionaron otras problemáticas como el proyecto Pachuca, el cual consiste en trasladar los jales de Pachuca a Epazoyucan, con implicaciones ambientales y de salud para dicho municipio.

 

Todos estamos bajo riesgo

“Si compartimos territorios con otras comunidades que tienen los mismos recursos, compartimos amenazas”, manifestó el profesor, sin dejar de atender los pormenores de logística que surgían durante la charla.

Al encuentro acudieron más de 300 personas, además de las nativas. Con esta afluencia se plantearon algunas propuestas en común: “Coincidimos en que los territorios están amenazados. Coincidimos en que se están realizando políticas públicas que no nos benefician como pueblos y comunidades del país, en que hay que revisar a nivel macro cómo se dan estas políticas que liberan al mercado recursos y bienes comunales, y coincidimos en que debemos hacer frente a estas oleadas de iniciativas empresariales. Si los gobiernos pretenden que el derecho al territorio y al agua no son temas vitales en la agenda de asuntos públicos, nosotros como ciudadanos tenemos que retomarlos.”

Agregó que en gran parte del país la ciudadanía está tremendamente debilitada y ha concedido el poder a políticos que no ven por los intereses del pueblo, si no por los de particulares, sin embargo, remarcó que los objetivos de los últimos no son absolutos y que la organización comunitaria tira la versión de que no existen alternativas dignas, ya que es un tema de derechos humanos.

 

Ma Kähä-Santa Mónica, de pie frente a la amenaza

Ma Kähä, perteneciente al municipio Tenango de Doria, es una de las comunidades más conservadoras de su lengua y cultura en el estado. El apego a la tierra se percibe en cada paso alegre y tranquilo de sus habitantes. Las mesas llenas, la comida compartida y la confianza de los niños que saludan a los extraños dan cuenta de una familiaridad que hace sentir al foráneo en casa. La lengua ñühü está cargada de significados que apegan a la persona a la familia, por tanto, es prioridad pensar en el futuro de los hijos, de las nietas y de toda la comunidad. El mismo idioma atesora una identidad relacionada con lo sagrado. La cosmovisión respecto a la tierra y el agua guarda a estos elementos como aquello que hay que respetar.

Al igual que ha ocurrido con otros grandes proyectos, habitantes de Tenango de Doria y Santa Mónica se oponen abiertamente a que el gasoducto Tuxpan-Tula atraviese sus tierras, su casa, puesto que dañaría sitios sagrados, cuerpos de agua y zonas agrícolas.

TransCanada es el nombre de la amenaza. Esta empresa realizó un estudio ambiental y social en el que ignora los lugares sagrados y las celebraciones que la obra afectaría. Hasta la fecha, la población no ha sido consultada sobre si está de acuerdo con que los ductos pasen por su territorio. Este proyecto cortaría el cerro sagrado, en donde realizan ofrendas a las semillas, a la tierra y al agua para augurar una cosecha prolífica.

otomi

Día Internacional de la Diversidad Biológica

Apenas finalizado el encuentro, el 22 de mayo en Mineral del Monte, autoridades celebraban el Día Internacional de la Diversidad Biológica con presencia de Naciones Unidas. En el parque nacional El Chico, el presidente de la República afirmó que “México es un país decididamente comprometido a cuidar de la biodiversidad”, e insistió en que se mantendrá firme al promover el uso sostenible de los ecosistemas, así como al detener la pérdida de la riqueza biológica.

El gobernador de Hidalgo Omar Fayad mencionó que hablar de biodiversidad es hablar del cuidado de la vida misma, por lo que aseveró que las políticas públicas deben alinear las acciones del Plan Estatal de Desarrollo al cuidado y la protección de la biodiversidad del proyecto nacional. Agregó que trabajará con ambientalistas, autoridades federales y de las Naciones Unidas por el cuidado de la biodiversidad y la naturaleza, según un boletín del gobierno del estado.

 Proyecto Pachuca

Desde la administración de Francisco Olvera se planteó una iniciativa que pretende tratar remanentes minerales, lo que permitirá procesar hasta 2 mil 500 toneladas de jales para su transformación y recuperación de valores de oro y plata. Ello implica trasladar los jales de Pachuca a un predio en Epazoyucan, con implicaciones negativas para la salud y el ambiente de ese municipio. Hasta el momento la alcaldía de Epazoyucan no ha otorgado ningún permiso a la empresa Minera del Norte, puesto que aquellos liberados por la pasada administración vencieron, sin embargo, medios locales publicaron que la empresa ya planteó reactivar el proyecto.

El Frente de Asociaciones por la Defensa del Territorio asistió al Foro Agua y Territorio en noviembre de 2016 con el objetivo de plantear propuestas para detener este proyecto, que según pobladores implica el desvío de un arroyo, la construcción de un relleno sanitario, disposición de terreno municipal para obras asociadas, devastación de fauna y flora, y contaminación de mantos freáticos.

“Si los gobiernos pretenden que el derecho al territorio y al agua no son temas vitales en la agenda de asuntos públicos, nosotros como ciudadanos tenemos que retomarlos.”

Víctor Castillo Pérez de Ximhai Derechos Humanos para la Sierra Otomí-Tepehua

icondslr-camera  Rocío Elizabeth Rivera