¡Estamos de fiesta! ¡Frontera Galería Urbana cumple dos años!

FRONTERA es una galería en espacio público orientada a la divulgación y promoción de la fotografía contemporánea y sus autores. Está situada en los muros exteriores de una finca ubicada en San Pedro Tlaquepaque, en el límite municipal  con Guadalajara. Es la esquina conformada por las calles Río Atenguillo y Río Independencia, colonia Rancho Blanco.

FRONTERA Galería Urbana está conformada por la artista visual Rocío Lomelí, originaria de San Pedro Tlaquepaque y el músico arquitecto Eduardo Martínez residente de Guadalajara. El proyecto nace ante la necesidad de llevar la fotografía contemporánea a la comunidad (no llevar la comunidad a la galería) exponiéndola extramuros.

GOPR5841.jpg

La galería urbana es parte del paisaje cotidiano, está abierta las 24 horas del día, los siete días de la semana. Mediante exposiciones bimestrales pretende sensibilizar a la comunidad y crear en ella una apertura hacia el arte actual.

A través del contacto directo de los artistas con la comunidad durante las inauguraciones, se fomenta el diálogo entre los vecinos de la zona y los expositores presentes, desde el montaje de sus piezas.  De forma paralela, con presencia en las redes sociales se difunde y promueve a los artistas y su obra, generando un espacio virtual para el diálogo.

Con exposiciones temáticas se invita a creadores locales, nacionales y extranjeros a participar. El montaje de las exposiciones consiste en la impresión digital en gran formato de las imágenes seleccionadas sobre papel presentación y/o bond, las cuales son adheridas a los muros a manera de cartel.

El proyecto inicia en septiembre de 2015 con la exposición “Autorretrato”, con los artistas locales Alejandra Saldaña, Viviana Vázquez, Sinclair Castro, Rocío Lomelí, y de Pachuca, Hidalgo, Perla Ibarra.

GOPR5742.JPG

Incrustaciones” se llevó a cabo en noviembre del mismo año, con la participación de estudiantes de fotografía del Colectivo “Luz Viajera”, a fin de facilitar un espacio para la divulgación del arte visual emergente, con los  artistas Naomí García, Salvador Cueva y Juan Pablo Medina, quien además es curador de la exposición.

En enero de 2016 la exposición “Minimal” se realizó en colaboración con “Los Solistas”, plataforma de difusión de la Ciudad de México, siendo los artistas invitados: Pamela Castillo, Paco Orbú, Valentina Jiménez, Sergio Adrián Camacho, Adalberto Charvel, Bernardo Aldana, Sebastián Arce y Ale Gutiérrez.

Como resultado de la convocatoria: “Fronteras, músicos en la fotografía” se inauguró la exposición fotográfica en Marzo de 2016, con la participación de los músicos Lalo Pómez, Sinclair Castro, Emmanuel Galván Martínez, León Christian Barragán, Juan Mendoza, Ro Bandido y Eder Perales. Además de la exposición, los músicos-fotógrafos ofrecen un recital en el Museo Regional de la Cerámica de San Pedro Tlaquepaque, como parte de la visita guiada. Tanto “Incrustaciones”, como “Minimal” y “Fronteras, músicos en la fotografía” contaron con el apoyo de PROYECTA 2015.

En junio de 2016 se expuso “De Paso” de Diego Martínez, que aborda el problema de los migrantes a su paso por México mediante fotografía, texto e instalación sonora para la visita guiada.

Implosión” es el resultado del internado creativo que se realizó en Chiapas en 2014 bajo la tutoría de Fernando Montiel Klint. Se expuso en FRONTERA en septiembre de 2016 con la participación de los artistas nacionales América Álvarez, Eliza Trejo, Israel Brito, Misael Sámano-Vargas, Rocío Lomelí y Sergio Aguirre.

2017 inicia con el montaje de “Líneas” del artista multidisciplinario Sinclair Castro que trata el tema del desabasto de energía y se realizó el concierto in situ de RRUFF/ Asunción/ Lalo Pómez. Inaugurada en junio, “Entre Aguas” de Andrés Pantoja –originario de Colombia– habla de la ausencia y los vacíos que dejan las personas que parten de Tlacotalpan, Veracruz. Alejandra Zamudio Ferrao, del puerto de Veracruz, expuso a partir de agosto del presente año “Identidades en Construcción” que aborda el tema de la adolescencia.

Desde septiembre de 2015 a la fecha, se han realizado nueve exposiciones; han expuesto 32 fotógrafos y ha sido vista por miles de transeúntes; se ha dado asesoría al colectivo “Abordando El Barrio” para la realización del  Fotomuro de la colonia El Sauz, réplica de la galería que da inicio con las imágenes resultantes del taller gratuito de fotografía que se dio en la colonia.

iconFrontera Galería Urbanadslr-cameraFrontera Galería Urbana

Anuncios

Arturo Valdez, obsesionado con la muerte

kanik-grafica2

Oriundo de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Arturo Valdez se ha convertido en uno de los representantes más importantes del grabado contemporáneo en el país, pues ha dado a conocer su obra en varios recintos de Colombia y México. Avecindado en Colombia desde 2015, el artista plástico reconoció que una de las inquietudes que le ha provocado mayor obsesión es la muerte, tema que ha retratado desde varias perspectivas con distintos materiales, cuyos antecedentes se remontan a la pérdida de su padre, ya que, dijo, la muerte es una parte inherente de cualquier ser vivo y acompañará eternamente a la humanidad, por lo que le ha provocado una obsesión el misticismo que aborda este proceso físico.

A pesar de que Valdez se ha consagrado como uno de los máximos exponentes del grabado en México, su carrera la comenzó como pintor, ya que desde la infancia el dibujo le apasionó creando diferentes formas y tamaños, por lo que ante la presión familiar que tuvo para estudiar una licenciatura, decidió inscribirse a Arquitectura. Debido a que en su juventud en Guadalajara no existía ningún programa académico relacionado con las Artes Plásticas de validez oficial como una licenciatura, Arturo Valdez se graduó como arquitecto y aunque nunca ha ejercido su profesión, no descarta reintegrarse a ese ámbito laboral en un futuro.

A diferencia de otros artistas plásticos, para el tapatío las exposiciones individuales han sido su sello distintivo, pues procura que sus galerías lo exhiban en solitario para que las personas que acudan entiendan el concepto integral de las intenciones del autor, y por ello ha gestionado el trabajo individual. Asimismo, el creador artístico admitió que otra de sus características principales es el trabajo manual solo, por el cual se aísla por horas para concentrarse en cada una de sus obras, en las que puede tardar hasta tres meses, dependiendo de los elementos que integran el concepto que desea dar a conocer.

Para Arturo Valdez, el reconocimiento público no es su principal inspiración, sino que ha preferido satisfacerse a sí mismo, pues consideró que si un artista no comienza con agradarse a sí mismo, entonces no cumple con su función artística y se convierte en un trabajo de producción.

kanik-grafica 3.jpg

En Guadalajara, las obras de Arturo Valdez se han expuesto en recintos como el Museo de Periodismo y las Artes Gráficas y en distintos espacios culturales independientes, por lo que buscará exponer una retrospectiva gráfica a finales de mes en su ciudad natal, contando con el apoyo de las autoridades estatales.

En Colombia, el trabajo del artista mexicano se ha exhibido en la ciudad de Bucaramanga, donde ha colaborado con algunos colectivos, pues aceptó que su obra no es reconocida en dicha nación y está abriendo espacios para que paulatinamente se muestre en más recintos culturales. Él ha participado en varias exposiciones, siendo el único mexicano que ha expuesto su obra con creadores plásticos de varios países en Colombia y por ello es un paso que desea dar a conocer en un país que ha adoptado, pero que no olvida a su natal Guadalajara.

Además de abordar temas relacionados con la vida y la muerte, Arturo Valdez se ha enfocado también en la elaboración de grabados centrados en la vegetación, pues entre más paisajes verdes conoce, más lo maravillan y por ello también ha dedicado parte de su trabajo a este tipo de aspectos.

Valdez se considera un ser humano y un artista, una persona íntegra que no podría existir el uno sin el otro, por lo que también ha diversificado su técnica, adoptando elementos de la pintura y el dibujo, aunque reconoció que uno de sus pendientes como creador artístico es la escultura, en la cual desea incursionar, pero por falta de tiempo no ha podido hacerlo.

kanik-grafica3

Con una trayectoria de más de 20 años como grabador, Valdez recordó que una de sus principales inspiraciones para dedicarse de tiempo completo al grabado fue Cornelio García, con quien tomó un curso y desde ese momento se enamoró de esta técnica expresiva. Aunque ha conocido otras técnicas y a otros grabadores internacionales, para Valdez su gran maestro seguirá siendo Cornelio García, por quien decidió incursionar completamente como grabador y ahora espera convertirse en una fuente de inspiración como en su tiempo lo fue su mentor.

Durante su carrera como artista ha evolucionado y se ha alejado de las tendencias tradicionales, por lo que esta es otra de las características de su legado como grabador, y relató que las personas que acuden a una galería pueden conocer parte de su personalidad, pues aunque no lo quiso así, es una de las formas de expresión humana. Valdez reconoce que le gustaría en un futuro presentar su obra en Hidalgo si llega a recibir la invitación. Por lo pronto seguirá con su vida doble entre Colombia y Guadalajara.

icondslr-camera Francisco García

Arturo Valdez, obsesionado con la muerte

kanik-grafica2

Oriundo de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Arturo Valdez se ha convertido en uno de los representantes más importantes del grabado contemporáneo en el país, pues ha dado a conocer su obra en varios recintos de Colombia y México. Avecindado en Colombia desde 2015, el artista plástico reconoció que una de las inquietudes que le ha provocado mayor obsesión es la muerte, tema que ha retratado desde varias perspectivas con distintos materiales, cuyos antecedentes se remontan a la pérdida de su padre, ya que, dijo, la muerte es una parte inherente de cualquier ser vivo y acompañará eternamente a la humanidad, por lo que le ha provocado una obsesión el misticismo que aborda este proceso físico.

A pesar de que Valdez se ha consagrado como uno de los máximos exponentes del grabado en México, su carrera la comenzó como pintor, ya que desde la infancia el dibujo le apasionó creando diferentes formas y tamaños, por lo que ante la presión familiar que tuvo para estudiar una licenciatura, decidió inscribirse a Arquitectura. Debido a que en su juventud en Guadalajara no existía ningún programa académico relacionado con las Artes Plásticas de validez oficial como una licenciatura, Arturo Valdez se graduó como arquitecto y aunque nunca ha ejercido su profesión, no descarta reintegrarse a ese ámbito laboral en un futuro.

A diferencia de otros artistas plásticos, para el tapatío las exposiciones individuales han sido su sello distintivo, pues procura que sus galerías lo exhiban en solitario para que las personas que acudan entiendan el concepto integral de las intenciones del autor, y por ello ha gestionado el trabajo individual. Asimismo, el creador artístico admitió que otra de sus características principales es el trabajo manual solo, por el cual se aísla por horas para concentrarse en cada una de sus obras, en las que puede tardar hasta tres meses, dependiendo de los elementos que integran el concepto que desea dar a conocer.

Para Arturo Valdez, el reconocimiento público no es su principal inspiración, sino que ha preferido satisfacerse a sí mismo, pues consideró que si un artista no comienza con agradarse a sí mismo, entonces no cumple con su función artística y se convierte en un trabajo de producción.

kanik-grafica 3.jpg

En Guadalajara, las obras de Arturo Valdez se han expuesto en recintos como el Museo de Periodismo y las Artes Gráficas y en distintos espacios culturales independientes, por lo que buscará exponer una retrospectiva gráfica a finales de mes en su ciudad natal, contando con el apoyo de las autoridades estatales.

En Colombia, el trabajo del artista mexicano se ha exhibido en la ciudad de Bucaramanga, donde ha colaborado con algunos colectivos, pues aceptó que su obra no es reconocida en dicha nación y está abriendo espacios para que paulatinamente se muestre en más recintos culturales. Él ha participado en varias exposiciones, siendo el único mexicano que ha expuesto su obra con creadores plásticos de varios países en Colombia y por ello es un paso que desea dar a conocer en un país que ha adoptado, pero que no olvida a su natal Guadalajara.

Además de abordar temas relacionados con la vida y la muerte, Arturo Valdez se ha enfocado también en la elaboración de grabados centrados en la vegetación, pues entre más paisajes verdes conoce, más lo maravillan y por ello también ha dedicado parte de su trabajo a este tipo de aspectos.

Valdez se considera un ser humano y un artista, una persona íntegra que no podría existir el uno sin el otro, por lo que también ha diversificado su técnica, adoptando elementos de la pintura y el dibujo, aunque reconoció que uno de sus pendientes como creador artístico es la escultura, en la cual desea incursionar, pero por falta de tiempo no ha podido hacerlo.

kanik-grafica3

Con una trayectoria de más de 20 años como grabador, Valdez recordó que una de sus principales inspiraciones para dedicarse de tiempo completo al grabado fue Cornelio García, con quien tomó un curso y desde ese momento se enamoró de esta técnica expresiva. Aunque ha conocido otras técnicas y a otros grabadores internacionales, para Valdez su gran maestro seguirá siendo Cornelio García, por quien decidió incursionar completamente como grabador y ahora espera convertirse en una fuente de inspiración como en su tiempo lo fue su mentor.

Durante su carrera como artista ha evolucionado y se ha alejado de las tendencias tradicionales, por lo que esta es otra de las características de su legado como grabador, y relató que las personas que acuden a una galería pueden conocer parte de su personalidad, pues aunque no lo quiso así, es una de las formas de expresión humana. Valdez reconoce que le gustaría en un futuro presentar su obra en Hidalgo si llega a recibir la invitación. Por lo pronto seguirá con su vida doble entre Colombia y Guadalajara.

icondslr-camera Francisco García