Secretaría de Cultura, una apuesta que tal vez se pierda

La Secretaría de Cultura de Hidalgo está a punto de cumplir un año de su creación, como una apuesta del gobernador Omar Fayad Meneses por fortalecer el sector cultural en la entidad.

Sin embargo, el 2017 está por acabar y el balance se vaticina negativo dado que se han conseguido algunos logros, pero se han perdido programas de importancia para la vida cultural en el estado, además de que ha disminuido drásticamente el número de actividades gratuitas para la población, a lo cual se le agrega que dichas actividades (generadas por la institución) son menos en comparación con años anteriores.

En octubre del 2016 se anunció el nombramiento de José Olaf Hernández Sánchez como “Enlace del Gobernador para la Creación de una nueva Política Pública del Estado de Hidalgo”, durante una reunión realizada en el Foro Cultural Efrén Rebolledo que sostuvo el gobernador Omar Fayad Meneses con los directivos del entonces Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Cecultah). En dicho encuentro instruyó a Hernández Sánchez para gestionar los recursos pendientes ante la Secretaría de Cultura federal y el gobierno entrante, con la finalidad de solventar proyectos y programas rezagados y crear nuevas estrategias en beneficio de actores, escritores, gestores, creadores y consumidores de cultura en general.

Fue así como inició la consolidación de la nueva Secretaría, para lo cual se realizaron foros en diferentes municipios, con lo que se debía nutrir el proyecto de la naciente dependencia a partir de comentarios y propuestas surgidos de la misma comunidad artística y cultural hidalguense. Dicho proceso se realizó durante los últimos meses de 2016.

Para mediados de diciembre de ese año, el gobernador hizo el anuncio de la creación de la Secretaría de Cultura de Hidalgo, y para los primeros días de enero fue publicada en el Diario Oficial del Estado de Hidalgo. Sin embargo, durante los primeros meses del año la nueva dependencia no contaba con un titular.

Fue hasta el 12 de junio cuando, ahora sí, Olaf Hernández fue designado oficialmente como Secretario de Cultura. Durante los meses previos a su nombramiento se hizo cargo de la programación de actividades y la difusión de su imagen como nuevo funcionario, a pesar de seguir teniendo el cargo de “Enlace”.

La primera gran actividad de la Secretaría de Cultura de Hidalgo con Olaf Hernández como titular fue la Feria del Libro Infantil y Juvenil Hidalgo 2017, donde radica uno de los logros más notables de la dependencia: llevar las actividades de la FLIJH17 a 14 municipios además de Pachuca. Sin embargo, llevarlas no siempre significó contar con afluencia suficiente, pues en algunos casos los visitantes no fueron los esperados. Aún así, el antecedente quedó registrado como la primera emisión en la que oficialmente se descentralizaron las actividades de dicha feria.

Por el contrario, durante los últimos meses ha disminuido notablemente la cantidad de actividades generadas por la dependencia, ya que las más destacadas han sido emprendidas de manera independiente y la institución simplemente se ha sumado con los recintos o con aportación de recursos. La justificación que dio el titular ante medios de comunicación es que eso se debe a un considerable recorte de recursos provenientes de la federación.

Es así como dejó de operar el programa Alas y Raíces para los Niños en Hidalgo, uno de los más consolidados del entonces Cecultah, por ofrecer cada domingo actividades de calidad para los más pequeños y cuya finalidad es la de generar nuevos públicos.

Uno de los festivales más esperados y que nutrían la vida cultural en nuestra entidad es el de Guitarra Clásica Ramón Noble, cuya emisión XII no fue llevada a cabo en este 2017. Dicho encuentro guitarrístico era valorado por la calidad de los exponentes que congregaba quienes, además de presentarse en Pachuca, realizaban actuaciones en municipios al interior del estado.

Otro de los más esperados, y que se encuentra detenido por falta de recursos, es el Programa de Apoyo a la Creación y Desarrollo Artístico (Pecda) que en nuestra entidad es el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (Foecah). Dicho programa otorga estímulos económicos a creadores, ejecutantes, intérpretes, promotores y gestores culturales, directores de compañías y de grupos artísticos para que realicen un proyecto durante un año. Falta un mes para que acabe el 2017 y la convocatoria para el año siguiente no ha sido publicada.

Además, se desconoce la situación actual de la Red Estatal de Museos –que realizaba diversas actividades y que por falta de recursos disminuyó su oferta– sin dejar de mencionar que este año se han realizado sólo dos exposiciones emanadas por la Secretaría de Cultura estatal. Lo anterior sólo es una muestra de lo que ha dejado de hacerse.

Uno de los desatinos más recientes es la convocatoria para integrar la cartelera del Teatro Guillermo Romo de Vivar, la cual recibió amplias críticas por parte de la comunidad teatral de Hidalgo debido a que planteaba una repartición del dinero recaudado en la taquilla en una proporción de 50 por ciento para la compañía y 50 por ciento para la institución, simplemente por abrir un recinto público para que se presenten los grupos. Posteriormente se conoció que el precio del boleto es de $100 pesos y que los porcentajes se modificaron de manera más favorable para los artistas, al acordarse un 70%-30%, lo cual no garantiza la asistencia de público, además de que se realiza poca difusión de las obras programadas que se presentan los viernes y sábados desde el pasado 17 de noviembre y hasta febrero del próximo año. Sin embargo, las inconformidades persisten, al grado de que al menos una de las compañías declinó su participación bajo el argumento de que la institución únicamente les ofrecía las condiciones como si estuvieran rentando un espacio para presentarse, pero no realizaba las labores necesarias de difusión de la temporada, entre otros puntos, por lo que solicitaron que se les retirara de la programación.

Con un inicio de administración lleno de tropiezos, vaguedades, promesas incumplidas o pendientes y malos entendidos, ¿qué le espera a la Secretaría de Cultura de Hidalgo y en general a ese sector para el año 2018? ¿habrá más recortes presupuestales o el gobernador Omar Fayad Meneses cumplirá lo prometido durante la inauguración del 18 Encuentro Nacional de Fototecas de devolver a Cultura todo el recurso que este año le fue negado? Su apuesta ¿qué tantas probabilidades tiene de ganarse?

Cómo construir una mala imagen pública

José Olaf Hernández Sánchez, actual secretario de Cultura del Estado de Hidalgo, ha buscado consolidar su imagen como un miembro más del gabinete de la administración de Omar Fayad Meneses, pero ciertas acciones realizadas con torpeza o de manera irreflexiva lo han llevado en el sentido contrario.

Desde su nombramiento como “Enlace del Gobernador para la Creación de una nueva Política Pública del Estado de Hidalgo”, su figura no fue bien vista por la comunidad artística, al no contar con el perfil cultural, ni tener trayectoria o experiencia en el tema. Incluso, alguna cuenta apócrifa de Facebook convocó a una marcha para protestar por la posible designación de Hernández Sánchez como Secretario de Cultura.

Otro ejemplo es la columna del dramaturgo y crítico hidalguense Fernando de Ita, quien escribió a principios de año una carta dirigida a Omar Fayad que inicia así: “¿Por qué el primer secretario de Cultura de Hidalgo debe ser alguien completamente ajeno a la cultura? Usted dirá que aún no lo nombra pero el señor José Olaf Hernández Sánchez se ostenta como tal no solo ante el personal del aún Cecultah sino ante las autoridades de la Secretaría de Cultura federal. Si no tiene su autorización para hacerlo está cometiendo el delito de usurpación de funciones y debe ser denunciado por ello. Si la tiene, ¿por qué, Gobernador? […] Lo que no entiendo es que lo meta usted como calzador en un zapato que le aprieta por todos lados.”

Por esos mismos días, a finales de enero, se publicó una nota que se titula “Ostenta Olaf Hernández título de doctor sin tenerlo”, con la cual empezó el camino tumultuoso para el funcionario ante los medios de comunicación. Como resultado, en la biografía de sus cuentas de redes sociales como Twitter dejó de decir “doctor” para volverse “doctorando”, para evitar “habladurías”. Actualmente ya se enuncia su cargo de Secretario, aunque dicha cuenta parezca un bot más de apoyo a Omar Fayad.

A partir de ese momento los medios de comunicación quisieron acercarse al aún “Enlace”, y por fin tuvieron su oportunidad en febrero durante la inauguración de una exposición en el Cuartel del Arte. Sin embargo, al preguntarle sobre su falta de perfil para ocupar el puesto o si había mentido sobre sus estudios académicos, el funcionario y su equipo mostraron hermetismo y falta de experiencia en el manejo de los medios: Hernández fue rodeado por sus asistentes, quienes no permitieron a los reporteros acercarse a entrevistarlo; ante la insistencia, el funcionario se limitó a decir que “ahorita regresaba”, pero más bien lo suyo pareció un escape. El suceso quedó registrado en un video que puede ser consultado en youtube.com bajo el título de “Olaf Hernández con la prensa”, donde se aprecia que luego de hacer esperar a los medios, evita conceder cualquier tipo de entrevista.

Un caso más de malos manejos de su imagen fue cuando, el 20 de abril de 2017, se realizó la entrega del Premio al Mérito Artístico y otros reconocimientos, ceremonia en la que causó extrañeza que fuera presentado como “Enlace del Gobernador para la Creación de una nueva Política Pública del Estado de Hidalgo”, mientras que en los trípticos descriptivos de los premiados ya ostentaba el cargo de “Secretario de Cultura de Hidalgo”, sin haber esperado la designación oficial del Gobernador del Estado de Hidalgo. Al respecto, se puede leer la nota publicada en un medio local bajo el título “El nuevo cargo de Olaf Hernández: tu amigo”, debido a que el entonces Enlace se rehusó a decir si ya había sido nombrado Secretario.

Un nuevo alboroto ocurrió cuando se dio a conocer, en junio de este año, que la Secretaría de Cultura de Hidalgo se sirvió de material fotográfico perteneciente a Kanik, ser culto / ser libre, para promocionar la imagen de la Muestra Gastronómica de Santiago de Anaya, la cual se efectuó del 7 al 9 de abril pasado.

La nota puede ser leída en línea bajo el títuo “Lucra Secretaría de Cultura con imágenes de Kanik”. En ella se describe cómo uno de los colaboradores de Olaf Hernández hizo uso de material fotográfico propiedad de Miguel Ángel García, fundador y colaborador de esta revista, sin dar el crédito ni pagar ningún tipo de derecho.

Con el lío descrito arriba todavía fresco, José Olaf Hernández recibió su nombramiento como Secretario de Cultura de Hidalgo, de manos del Secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, el 10 de junio de 2017. Para evitar exponerlo ante los medios, la dependencia optó por realizar una ceremonia hermética un sábado por la mañana dentro del Foro Cultural Efrén Rebolledo, a la que sólo acudieron funcionarios de rangos inferiores, sin que la designación se hiciera pública sino hasta la tarde, mediante un comunicado de prensa enviado por Gobierno del Estado.

Para mediados de octubre de este año, José Olaf Hernández Sánchez volvió a generar notas adversas debido al despido, sin previo aviso, de trabajadores de la dependencia a su cargo, luego de tres meses y medio de que ellos no recibieron el pago por sus servicios. Incluso, el tema llegó al Congreso del Estado durante su comparecencia donde recibió cuestionamientos al respecto, pero él lo negó todo.

La última nota la ha dado su ausentismo y que le gusta hacerse esperar, pues más de uno ha sido citado a reunión con el funcionario, pero dichas reuniones empiezan más de una hora tarde, incluso dos. Un periódico local publicó, el pasado 7 de noviembre, un texto al respecto: “Crece la mala reputación del Secretario de Cultura, Olaf Hernández Sánchez, a quien integrantes de organizaciones artísticas, reporteros y hasta sus propios compañeros de gabinete no bajan de ‘holgazán’. A excepción del resto de secretarios, la jornada laboral de Olaf comienza después de la 1 de tarde, cuando presuntamente se despierta, ya que antes de esa hora resulta ilocalizable el servidor público, por lo que suena fuerte el rumor de que este flojo funcionario tiene los días contados en el cargo.”

Olaf Hernández tiene una constante presencia en medios, pero un porcentaje importante es de notas adversas, en gran parte por la manera en la que se ha conducido. Ya se le fueron un par de encargados del área de prensa, y quién sabe cuántos más sigan ese sendero, pues tienen la ardua encomienda de cuidar una imagen notablemente enlodada.

icon Diego castillo, dslr-camera Miguel García

Anuncios

MUESTRA DE FOTOPERIODISMO LLEGA A SU QUINTA EDICIÓN

A lo largo de cinco años ininterrumpidos la Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo se ha convertido en un referente para dar a conocer de manera anual el trabajo más destacado de los fotoperiodistas en el estado.

A través de una exposición fotográfica colectiva que se expone en la Galería Leo Acosta de la ciudad de Pachuca, se difunden las imágenes de noticias y reportajes que narran una a una la historia de una ciudad, de la sociedad y del estado.

La quinta edición de la Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo cuenta con 17 expositores, fotógrafos y fotógrafas que trabajan de manera independiente y en diversos medios de comunicación impresa digital. Es una exposición de 30 fotografías que además incluye una selección especial de imágenes captadas durante los trabajos de rescate de víctimas en el temblor que se registró durante el mes de septiembre en nuestro país.

Este año se recibieron cerca de 200 imágenes de las cuales se eligieron las mejores 30, esta selección corrió a cargo de dos fotoperiodistas de renombre y trayectoria nivel nacional: Yolanda Andrade y Marco Antonio Cruz.

La Muestra de Fotoperiodismo se exhibe en la Galería Leo Acosta de diciembre del 2017 hasta febrero del próximo año.

El objetivo de la Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo es continuar abriendo espacios de expresión que van más allá de los medios tradicionales, que además sirvan como un incentivo para continuar con el profesionalismo y la creatividad de los fotoperiodistas, ya sean independientes o que trabajen de manera formal en algún medio de comunicación.

Fue en el 2013 cuando se realizó la primera de estas exposiciones, misma que congregó el trabajo de los más destacados fotoperiodistas de Hidalgo de medios como Milenio, Síntesis, Plaza Juárez y El Independiente, entre otros.

La exposición se llevó a cabo en el lobby de la Biblioteca del Estado Ricardo Garibay, posteriormente se presentó en la Casa de Cultura del Real del Monte y finalmente en el Festival Internacional de la Imagen (FINI) de la UAEH.

Desde ese entonces la Muestra de Fotoperiodismo se ha llevado a cabo de manera ininterrumpida contando con el apoyo de empresarios, instituciones de cultura, organizaciones civiles y medios de comunicación, todos bajo el mismo interés de reconocer el trabajo de los fotoperiodistas.

yuezam03.jpg

Equilibrio

Alejandra Zamora.

Artista circense desafía la gravedad durante el Primer Encuentro para la Danza y las Artes Escénicas Contemporáneas en Hidalgo.

DRAGON09.jpg

SOLIDARIDAD HIDALGUENSE TRAS SISMO

Francisco Villeda, Jojutla, Morelos. 2017

Jóvenes hidalguenses viajaron a Morelos, Puebla y Ciudad de México para apoyar en las distintas labores tras el sismo del 19 de septiembre. En la imagen, brigadistas en Jojutla, Morelos.

circo 1.jpg

VIDA NÓMADA

Guadalupe Estrada, Pachuca, Hgo. 2017

Cinthya es trapecista profesional, ella es la “Dama del Aire”. No nació en el circo, ni su familia es circense, pero desde muy joven se interesó por el trapecio. Estudió filosofía y escribía para El Financiero, pero un día decidió cambiar las letras por su pasión, por su sueño; vendió su auto, sus pocas pertenencias y compró una pequeña casa rondante para trabajar en el circo.

Todo el circo es su hogar, le encanta convivir con lo más pequeños (hijos de otros artistas y trabajadores del circo) y les da clases en la escuela instalada dentro del circo.

El Aro de Fuego.jpg

EL ARO DE FUEGO

Blanca E. Gutiérrez, Santiago de Anaya, Hgo. 2017

Se trata del concurso anual de castillos y exhibición de fuegos pirotécnicos en el municipio de Santiago de Anaya, como parte de la feria patronal de Santiago Apóstol, donde los concursantes se disputan un premio de más de 100 mil pesos.

 

postal vuelta-OK.jpg

 

 

icon Redaccion, dslr-camera Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo

Omar Navia

Llevo ya 3 años ejerciendo el ofició de la gráfica que siempre me ha interesado por ser una técnica que cuestiona la idea de lo reproducible y  es capas de expandir sus recursos a las herramientas actuales y  a la ves ser tan “purista” como hace un siglo.

kanik-navia

Actualmente trabajo en un taller llamado “Semilla Gráfica”  ubicado aquí en Hidalgo. pero generalmente he trabajado mi producción en otros talleres del país.

He tenido la oportunidad de trabajar coediciones en Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes.  Y tomado talleres en instituciones como el Centro de Artes de San Agustín (OAX) y el Taller Nacional de la Gráfica. (AGS.)

navia-kanik.jpg

Mi serie mas actual de la cual podemos observar este momento  es una de las mas importantes que he llevado debido a que ha tenido cabida en intercambios internacionales y diversas exposiciones.

Esta serie comienza  a partir de un cuestionamiento.

¿Qué tan vastas son las reinterpretaciones de los objetos que conocemos a lo largo de la historia ?

Para contestar esta pregunta a través de mi obra grafica busque un método para generar mis imágenes el cual denomino “ Metodología Visual”

En ella se utilizan tres formas de abordar un solo objeto .

  • Representar con medios genéricamente diversos el objeto.
  • Representar objetos diversos.
  • Representar el objetos de manera diversa de lo que es.

En la mayoría de las composiciones podemos apreciar el uso de la saturación y el collage en mis obras, yo utilizo esto para darles connotaciones criticas y dar a evidenciar la magnitud del concepto que abordo.

navia-kanik1.jpg

icondslr-camera Omar Navia

1810. DOS HEROÍNAS MEXICANAS ANTE LAS INJURIAS

La injuria es un acto agresivo y destructor, es tan violento que rara veces no recibe una respuesta. Dos heroínas de 1810. Pero estas mujeres injuriadas respondieron. Su historia y su actuar es digno de recuperar cuando se acerca un aniversario más de este gran movimiento que fue punto de partida del México de hoy, principalmente para las mujeres.

Una de ellas se llamaba María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador; mejor conocida como Leona Vicario, destacó por apoyarla causa insurgente con donaciones y cartas. Estos documentos son calificados por varios estudiosos como verdaderas noticias en las que comunicaba lo que sucedía en México, instruía a los caudillos de los pasos y medidas tomadas por el gobierno, así evitaba muchos golpes a la insurrección. La importancia del contenido de sus cartas no puede negarse, pues incluso cuando fue aprehendida, durante el juicio, el principal cargo en su contra era que mandaba noticias a los rebeldes, por lo que fue calificada como “la corresponsal general de los insurgentes”.

Leona Vicario y su esposo, Andrés Quintana Roo, presenciaron de lejos, en distancia física y emotiva, la entrada triunfante del ejército de las Tres Garantías a la Ciudad de México. Los triunfadores no veían con buenos ojos a la pareja, por eso en febrero de 1823 fueron atacados y perseguidos por Iturbide. Pese a todo, Leona Vicario hizo reiteradas solicitudes para que le devolvieran sus bienes confiscados. Su terquedad, pero también don para persuadir, tuvo buenos resultados y le dieron una hacienda ubicada en Apan y una casona en el centro de la ciudad de México.

otiz-kanik2

Se asegura que el ataque más brutal que recibió Vicario fue de parte de Lucas Alamán, ministro de Relaciones Exteriores. Fue por medio de un artículo no firmado que acusó a Leona de “haberse unido a la insurgencia por un afán romancesco, es decir, persiguiendo a su novio Andrés y no por sentimientos patrióticos. Por tal motivo, no merecía que se le hubiera premiado con propiedades”. Ella argumentó con inteligencia los ataques de un hombre conservador que dudaba del auténtico patriotismo de una persona por el simple hecho de ser mujer. Es admirable que ella no se presentó como víctima, ni se defendió con argumentos débiles o chantajistas que la hubieran expuesto una debilidad natural femenina o una abnegada ingenuidad. Leona se mostró como una mujer de ideas, segura de sí misma y reconoció abiertamente lo que hizo por su país, sin modestia absurda y sí con jactancia honesta. La carta fue publicada en el periódico El Federalista, en el año de 1830:

Confiese U. Sr. Alamán que no solo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres que ellas son capaces de todos los entusiasmos y los deseos de la gloria no le son unos sentimientos extraños; antes bien vale obrar en ellos con más vigor, como que siempre los sacrificios de las mujeres, sea el que fuere el objeto o causa por quien las hacen, son desinteresados y parece que no buscan mas recompensa de ellos, que la de que sean aceptadas. Por lo que a mí toca, sé decir que mis acciones y opiniones han sido siempre muy libres, nadie ha influido en ellas, y en ese punto he obrado siempre con tal independencia, y un atender que las opiniones que han tenido las personas que he estimado. Me persuado que así serán todas las mujeres, exceptuando a las muy estúpidas, y a las que por efecto de educación hayan contraído un hábito servil. Y de ambas clases también hay muchísimos hombres.

La otra fue conocida como la Güera Rodríguez, cuyo verdadero nombre fue María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco Ossorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Fernández de Córdoba Salas Solano Garfías. Y ¿qué la hizo una mujer inolvidable? Seguramente los rumores y certezas de que ella fue amante de muchos hombres le dan ese toque sensual e inquietante a su vida. Pero el factor representativo fue mostrar abiertamente ante la sociedad de la Nueva España su gran simpatía por el movimiento insurgente. Ayudó a transportar armas y posiblemente donó dinero para la causa. Públicamente alababa a Hidalgo y a Morelos.

Para recuperar la personalidad y audacia de esta mujer, la novela de Artemio del Valle-Arizpe reproduce de una manera confiable lo que pudo ocurrir en su vida. El autor asegura que los alegres devaneos de la Güera no eran mal vistos por la sociedad de la época, “exigente y pecata”, su belleza bastaba para que la toleraran. Pero lo que no le permitieron fue el desentono de proclamarse públicamente simpatizante de los insurgentes.

La osadía y actitud de esta bella mujer causó escándalo e indignación, por lo que fue citada a la Inquisición por la denuncia del espía Juan Garrido, quien la acusó de ser una de las mujeres que apoyaba la causa insurgente. Del Valle-Arizpe describe que la Güera no se preocupó ni se asustó. Cuando llegó al salón donde la esperaban para juzgarla, ella se mostró decidida; entró al lugar llena de garbo, provocativa y decidida, entre coqueta y elegante. El escritor afirmaba que la audacia de esta mujer pasmó a los inquisidores, los mismos que imponían terribles castigos y cárceles perpetuas. Ella les estaba demostrando que nada la arredraba ni nadie la inmutaba. Y los enfrentó así:

Les atronó las orejas al preguntarles con la mayor naturalidad del mundo y gran dulzura en la voz, si ellos que eran esto y lo otro y lo de más allá y que habían hecho tales y cuales cosas, ¿serían capaces de abrirle causa y sentenciarla? Y esto y lo otro y lo de más allá y aquellas cosas lindas y apetitosas que habían ejecutado, se las soltó con nimios detalles que dejaron turulatos a los tres señores, y una a una se las fue enumerando con brusquedad, sin cuidados, eufemismos, ni suavidades emolientes. Bien claro les descubrió sus grandes secretos y les manifestó que habían cundido por trescientas partes y, con toda frescura, les empezó a quitar el embozo a sus recatados encubiertos. En los tres graves varones puso, sin reparo, la graciosa y pervertida malignidad de su lengua, que se les encendió los rostros como si les hubiera arrimado una roja bengala… La Güera, con el lindo rostro bañado en luz de sus sonrisas, les dijo que los gustosos vicios que tenían eran ya públicos y notorios y se contaban por las plazas. Los derribó con la filosa espada de su lengua. Salió muy airosa. Ya en la puerta, se volvió llena de gracia e hizo una larga reverencia…

Dos mujeres, dos heroínas, dos historias para no olvidar.

iconElvira Hernandez dslr-camera Ma. Ignacia Ortiz

Cerro de Tuto, a la memoria de los fieles difuntos

Para los lugareños de las comunidades de Tutotepec, celebrar a sus santos y recordar a sus fieles difuntos es parte de su vida cotidiana. Mejor conocido como el cerro de Tuto, este lugar ubicado en la sierra Otomí Tepehua, en el estado de Hidalgo, se caracteriza por su vasta vegetación y su caluroso clima.

KANIK-MONROY3.jpg

El Día de Muertos es una de las tradiciones más importantes para la comunidad, una celebración que mezcla rasgos de la cultura Tepehua y el catolicismo, cuando la “Sanimita del Purgatorio” adquiere gran relevancia.

KANIK-MONROY4.jpg

El 2 de noviembre cientos de fieles llegan de las comunidades cercanas al cerro de Tuto para pasar un rato recordando a los que ya partieron con camas de pétalos de cempasúchilt y rosarios hechos con las mismas flores.

Además de honrar la memoria de sus muertos, los más viejos se congregan en la antigua iglesia a un costado del camposanto para llevar a cabo el ritual de la “Sanimita del Purgatorio”, uno de los santos más venerados por esta comunidad.

KANIK-MONROY.jpg

Ese mismo día, los doce mayordomos encargados de cuidar al santo durante todo un año hacen la entrega al siguiente grupo. Entre flores y cantos, que se confunden unos con otros, se lleva a cabo el ritual en una pequeña capilla en el centro del camposanto.

Durante la espera decenas de personas se acercan al altar. Niños, adultos y ancianos se persignan y ofrecen flores y dinero; prenden velas largas en busca de una petición, un agradecimiento o un alivio.

TANIA1.jpg

Cuando termina el ritual el camposanto se cubre completamente de color naranja y, en compañía de tríos musicales, algunos sacan un par de cervezas y felices recuerdan a sus fieles difuntos, de quienes esperan la protección y el cuidado por el resto del año.

En algunos sepulcros se colocan canastas con pan, mole, tamales, trabucos y fruta, pero a los muertitos más recientes sólo se les ofrece un altar y la compañía con el pensamiento.

KANIK-MONROY2.jpg

Es un día de fiesta y, aunque a muchos la situación económica les limita continuar con la práctica de las mayordomías, las personas más fieles a la tradición luchan por impedir que ésta se pierda en el tiempo.

dslr-camera icon Tania Monroy

MUESTRA FOTOPERIODISMO HIDALGO

La Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo es una exposición colectiva que se lleva a cabo de manera anual, en la que se exponen las imágenes más sobresalientes de los reporteros gráficos en el estado que dan cuenta de la realidad social y cotidiana de nuestro entorno.

kanik-muestra2.jpg

La muestra tiene como fin difundir el trabajo que realizan los fotoperiodistas del estado, crear un espacio de expresión para este gremio que sirva como un incentivo para continuar con su capacitación, profesionalismo y creatividad en su trabajo diario; además, busca difundir entre la población en general el trabajo periodístico que se realiza en la entidad.

En la última década la actividad periodística en Hidalgo ha tenido un crecimiento exponencial; por ello es necesario buscar medios de expresión para los diversos rubros que componen esta labor, que vayan más allá de los medios tradicionales de difusión y lleguen a un público más amplio.

kanik-muestra4.jpg

Diversos fotógrafos y periodistas de talla nacional e internacional han participado como jurados de esta exposición, entre los que destacan Pedro Valtierra, Ulises Castellanos, Lizeth Arauz, Ambra Polidori, Jorge Serratos, Heladio Vera, Rubén Cárdenas Pax, Temoris Greko y José Luis Castillo.

Los temas de la Muestra de Fotoperiodismo son diversos, desde vida cotidiana hasta eventos tan relevantes como incendios, manifestaciones, motines, represiones, enfrentamientos y diversos espectáculos culturales.

Lo que se busca a través de esta exposición colectiva es que espectador pueda recorrer y recordar los acontecimientos más importantes de los últimos años en Hidalgo, porque la labor del periodismo –además de la denuncia– es no dejar que se olviden los temas que han marcado a la sociedad y han hecho historia.

En su tercera edición se imprimió un catálogo que da cuenta del trabajo que se ha realizado en los tres primeros años, el cual ya está a la venta. Los recursos obtenidos sirvieron para los gastos de la misma organización de la exposición.

kanik-muestra3.jpg

El Comité Organizador de la Muestra de Fotoperiodismo está conformado por fotorreporteros, reporteros, diseñadores y personas comprometidas en fomentar un espacio de expresión para generar con ello el interés por la capacitación y profesionalización constante del gremio periodístico.

La Muestra de Fotoperiodismo Hidalgo es completamente independiente, funciona a través de patrocinios de empresas privadas y algunas instituciones de cultura interesadas en promover y difundir el trabajo periodístico que se realiza en el estado.

iconMuestra de Fotoperiodismodslr-cameraMuestra de Fotoperiodismo

¿Qué falló en el Festival de Cine de América?

Lucía Carreras habla en entrevista con Kanik sobre lo que un grupo de jurados y cineastas seleccionados consideraron una falta de respeto de la organización que, entre otras, contribuyó a la nula trascendencia del encuentro cinematográfico en Pachuca.

Jurados y representantes de las películas en competencia del Festival Internacional de Cine de América, desarrollado en Pachuca del 5 al 9 de agosto pasado, alzaron la voz para denunciar la “falta de respeto, maltrato, poca resolución de problemas y falta de responsabilidad de la directiva” de este evento que organizó la Secretaría de Cultura de Hidalgo.

En entrevista con Kanik, la guionista y directora mexicana Lucía Carreras (Tamara y la catarina, 2016) aclaró que el festival, en su esencia y propuestas, fue un gran acierto para la cinematografía nacional ya que “ofreció a su público e invitados asistentes una programación de primer nivel”, responsabilidad del programador y director artístico del evento, Rafael Marín, a quien elogió por la selección de importantes producciones de todo el continente para formar –incluso en edición naciente– un festival digno de América.

Entonces, ¿qué falló? Si la materia prima, el valor artístico del Festival Internacional de Cine de América, tuvo la mejor nota y su calidad fue incuestionable, ¿qué llevó al jurado y cineastas involucrados a pronunciarse contra la directiva?

Quizá el problema no implicaba una solución tan complicada –como respetar los tiempos, tener un espacio para hospedar al talento, ofrecerles seguridad, transporte–, esos asuntos que jamás se ven en un festival de cine pero que si no son procurados conducen al fracaso.

fic2.jpg

Lucía Carreras está segura de que la existencia de festivales es fundamental para cualquier comunidad; es una manera eficaz para acercar a las personas y a sus creadores, necesaria para crear públicos y vital para impulsar la producción de cine en las regiones geográficas para el diálogo e intercambio entre cineastas.

Por lo mismo, la guionista, en un sentido solidario, dejó en claro que hacer públicas sus inconformidades, así como la de varios de sus compañeros, responde más a una reflexión constructiva que a una declaración de sabotaje.

“Llamamos a que se mantenga este espacio pero bajo condiciones distintas, pudimos ver que el poco público asistente –poco por la falta de difusión del evento– disfrutó las películas y el intercambio con los creadores. Se pudo ver una representación importante del cine de todo América, diverso y de gran calidad. De igual manera, reconocemos el esfuerzo que los colaboradores hicieron para tratar de que este evento cinematográfico se desarrollara lo mejor posible”. No obstante –dijo– el hecho de que sea la primera vez que se realice no vale como pretexto para las cuestiones suscitadas durante los días en que fue celebrado.

Lucía, quien llegó desde la Ciudad de México a Pachuca para evaluar las cintas en competencia y emitir el voto de su experiencia, cuestionó además la difusión del primer Festival Internacional de Cine de América, poco adecuada en los medios de comunicación que no hicieron más que reproducir los boletines de prensa.

Para la guionista, los medios de comunicación locales y nacionales debieron ser convocados para ser parte de la discusión sobre el quehacer cinematográfico regional y para desmenuzar la programación a la población a quien debió contagiar el interés. “No vi en ese papel a la prensa. En los festivales más importantes del mundo ellos tienen un rol incluso crítico. Este no fue el caso”.

fic.jpg

¿Qué le falta al festival de cine que nació en Hidalgo para parecerse, por ejemplo, a los festivales de Cannes, Locarno, Toronto, Morelia o cualquier otra fiesta del séptimo arte en el mundo? Ni siquiera es dinero o contenido; no tiene nada que ver con los creadores de las artes y las ciencias de la pantalla grande. Esto, paradójicamente es un tema resuelto, coincide Lucía Carreras. Se trata de un compromiso básico, logístico.

Como fue señalado en un manifiesto colectivo signado por miembros del jurado y creadores, no es más que:

“Garantizar, por encima de todo, la seguridad de los invitados, además de ofrecer transportación, alojamiento y condiciones adecuadas que respeten su carácter. Una difusión adecuada en medios y redes sociales que asegure que la población de la ciudad conozca la programación, las sedes, los horarios y las actividades. Que se proyecten las películas que se programan, sin excepción alguna, y que las actividades señaladas se lleven a cabo dentro del marco del respeto al trabajo de los asistentes y creadores de las mismas. Que se ofrezcan condiciones adecuadas, entendiendo las posibilidades con las que cuenta el evento, y evitar así la desatención y maltrato a quienes, de manera gratuita, ofrecen su presencia para apoyar el desarrollo del mismo. Contar con un equipo para su organización, partiendo de la directiva, que conozca cómo se deben desarrollar estos eventos, con experiencia suficiente para llevarlo a buen puerto. Cuidar que la información que se plasma en programas de mano y otros espacios sea correcta y completa.”

¿Es pedir demasiado? Lucía, como la voz de otros firmantes de estas peticiones, insiste: “no queremos que el Festival deje de celebrarse, al contrario, queremos apoyarlo”. Así lo hicieron al quedarse en atención a los espectadores y al “excelente trabajo del director artístico Rafa Marín, a quien tengo un profundo respeto y admiración. Queremos que se haga en un marco de respeto, organización y seguridad para así llevar a los hidalguenses el festival cinematográfico que se merecen”, concluye.

¿Quiénes firman esta reflexión?

Para que te des una idea de quiénes fueron las personas que formaron parte del Festival de Cine de América y que expresaron su sentir por la necesidad seria de estudiar los errores de la organización, Kanik te comparte los nombres y algunos datos de su perfil que, cabe destacar, no están disponibles en el portal oficial http:ww.ficahidalgo.com:

1.- Fernando Álvarez Rebeil (jurado). Actor de teatro, cine, televisión y videos experimentales. Director artístico del Festival Internacional de Cine en el Desierto (Sonora) desde 2014

2.- Luis Briones, cineasta mexicano con película en competencia

3.- Lucía Carreras (jurado). Escritora y directora mexicana, conocida por La jaula de oro (2013), Nos vemos, papá (2011) y Tamara y la catarina (2016)

4.- César Demián, cineasta y fotógrafo profesional con base en México

5.- Renato Galamba (jurado), productor de cine

6.- Aleyda Gallardo (jurado), actriz y directora de casting

7.- Iria Gómez Concheiro, cineasta. Ganó el Ariel por el mejor corto con Dime lo que sientes (2006)

8.- Andrei Kireev, profesional de sonido cine, dedicado a efectos de sonido sonoros y edición de diálogos

9.- Rodrigo Ríos Legaspi es editor y actor, conocido por Pastorela (2011), Somos lo que hay (2010) y Conozca la cabeza de Juan Pérez (2008)

10.- David Pablos (jurado invitado). Director, editor y guionista, participó en seis largometrajes, logró el reconocimiento por dirigir La vida después (2013) y Las elegidas (2015).

11.- Cristián Darío Pellegrini. Director de cine argentino, conocido por La pasión de Verónica Videla (2012)

12.- María Renée Prudencio (jurado). Escritora y actriz, conocida por El hotel de los secretos (2016), Quemar las naves (2007) y Tercera Llamada (2013).

13.- Marcos Santuário (jurado). Periodista y profesor brasileño, apasionado de América Latina, la globalización, las tecnologías, la cultura y el cine

14.-  Alex Smith (jurado). Director y guionista estadounidense

 

iconAlejandro Galindo dslr-camera Internet